Hay que ver lo que le gusta a un británico un látigo, un poquito de disciplina y una porción de auto-flagelación. Al menos es lo que me transmiten las denuncias que ha recibido BBFC (British Board of Film Classification/Junta Británica de Clasificación Cinematográfica). Se trata del organismo que se encarga de otorgar la clasificación que las películas tendrán para su distribución en las salas de cine y que tras recomendación de la supresión de seis segundos de película, algunos disparos y la reducción de ciertos niveles de sonido a los distribuidores de The Woman in Black, otorgaba a la película una calificación de una calificación de 12A. Es decir, la prohibición de acceder a la sala para los menores de esa edad, salvo que fueran acompañados de adultos.

Daniel Radcliffe

Una recomendación que se debía no tanto a la película en sí, sino a que estaba protagonizada por Daniel Radcliffe, conocido en el mundo entero gracias a la longeva (y finiquitada) saga de Harry Potter. El organismo británico ha hecho público que ha recibido 120 denuncias, tres veces más que las que recibiera por Black Swan (¿qué pensarían los británicos cuando se metían a una sala de cine a ver una película de Darren Aronofsky, que iban a ver Fantasia en imagen real?). ¿Quienes son los idiotas los padres que piensan que porque está protagonizada por el actor de Harry Potter saldrá magia en la película, los distribuidores de la película por haber contratado a Daniel Radcliffe o el propio actor por querer que su carrera quede ligada al mago de por vida?

Por mucho que lo intento no consigo procesar la información. No doy para más. Me indigna que la BBFC haga una recomendación para la supresión de lo que sea cuando es obvio que estamos hablando de una película de terror y el objetivo de la película era, precisamente, aterrorizar (lo que no consiguieron con un servidor). Me deja perplejo que los distribuidores accedieran a la recomendación, demostrando que para muchos el Séptimo Arte no es más una manera de hacer caja de expresión artística. Me sorprende que tengan en cuenta para la calificación que el protagonista sea Daniel Radcliffe, ¿acaso está obligado a emular a Emmanuel Lewis, que hiciera de niño en Webster cuando tenía pelos en...? Me pregunto qué pasará en el Reino Unido ahora que se acaba de conocer el nuevo proyecto del actor y en el que reincide en el género. En el de terror, que no precisamente en el asunto de la magia.

Merrin Williams está muerta, asesinada en circunstancias inexplicables y dejando a su novio, Ignatius Perrish, como el único sospechoso. en el primer aniversario de la muerte de Merrin, Ig pasa la noche borracho y haciendo cosas terribles. Cuando despierta a la mañana siguiente tiene una tremenda resaca… y unos nuevos cuernos. Con su terrible nueva apariencia Ig también obtiene nuevos poderes, un macabro regalo que va a utilizar para encontrar al monstruo que asesinó a su amada. Rezar y ser bueno no le llevó a ningún lado. Ahora es tiempo de venganza…

Esta es la sinopsis de Horns, el best-seller de Joe Hill en el que se basa la película que dirigirá Alex Aja, conocido por filmes como Haute tension, The Hills Have Eyes, Mirrors o Piranha 3D, y que tiene previsto comenzar a rodar en otoño. Los británicos pueden estar tranquilos, de alguna manera se trata de un superhéroe con poderes, ¿no? Y su apariencia no parece que vaya a ser muy diferente de algunos de los personajes de Harry Potter. Me estoy imaginando a los niños británicos segregando saliva por ver a su héroe con cuernos defendiendo el honor de su amada...

Horns