Don't ever cross Alex Cross

James Patterson es un prolífico novelista estadounidense conocido por ser el padre del personaje de Alex Cross, un psicólogo ex-miembro del FBI. Las novelas protagonizadas por Cross se convierten en best-sellers al poco de salir, por ello no es extraño que sus aventuras hayan sido adaptadas a la pantalla en dos ocasiones. Las películas Kiss the Girls y Along Came a Spider fueron protagonizadas por Morgan Freeman, sin embargo ahora el papel de Cross recae en Tyler Perry, un actor mucho más joven que Freeman y es que la trama de I, Alex Cross se sitúa años antes de los acontecimientos vistos en Kiss the Girls y Along Came a Spider.

La nueva película de Alex Cross ha sido dirigida por Rob Cohen, esta precuela además de contar con Perry como protagonista completa su reparto con un amplio surtido de caras conocidas: Jean Reno, Matthew Fox, Edward Burns, Rachel Nichols, John C. McGinley y Giancarlo Esposito. Los responsables de adaptar la novela de Patterson han sido Marc Moss y Kerry Williamson

La trama nos plantea un macabro y peligroso juego del gato y el ratón entre Cross y Michael Sullivan, un serial-killer interpretado por un irreconocible Matthew Fox, el Jack de Lost. Sullivan es el responsable de la muerte de la mujer de Cross, este hecho y el conocimiento de otros asesinatos perpretados por el psicópata llevarán al protagonista a cruzar la línea de lo moral y lo ético.

Es curioso ver a Perry en una producción de este tipo ya que acostumbra a participar en comedias. Por otro lado sorprende, y mucho, el cambio físico de Fox. El actor ha ganado masa muscular, ha hecho mucho ejercicio, se ha tatuado medio cuerpo y se ha rapado la cabeza. Poco queda del afable doctor que durante seis temporadas exploró lo posible y lo imposible en la isla.