Poco a poco vamos conociendo nuevos detalles sobre lo que será la tercera entrega, y supuestamente la última, de la franquicia sobre los tres amigos y sus singulares borracheras. En 2009 nos llegó The Hangover que, con la premisa de una despedida de soltero en Las Vegas, nos narraba todo el día de los tres protagonistas para descubrir las locuras que habían cometido la noche anterior. La propuesta era bastante interesante ya que, si bien la historia se centraba en lo que habían hecho mientras estaban borrachos, esa información sólo nos llegaba según iban descubriendo detalles y a gente que se lo contaba. La excentricidad de la trama y los numerosos y divertidísimos gags consiguió con la película fuese un éxito, por lo que era inevitable una segunda entre, dos años después, que seguía el mismo esquema pero que perdía en frescura.

Parece ser que la tercera entrega también era inevitable y, si bien no llegará a los cines hasta el 24 de mayo de 2013, dentro de poco comenzará la fase de producción. Sin embargo desde la Warner no han querido divulgar demasiados datos sobre cómo será esta tercera parte de la saga ya que, salve la fecha de estreno, apenas hay más datos confirmados. Lo que sí se sabe con seguridad es que el trío protagonista (Bradley Cooper, Ed Helms y Zack Galifianakis) volverán a trabajar juntos por tercera vez y que estarán dirigidos de nuevo por Todd Phillips. Este es un elementos capital si querían que la película triunfara, puesto que si hubieran cambiado a uno de ellos ya no habría sido lo mismo. Pero salvo el reparto, todo lo demás son rumores y especulaciones.

La última es que la historia podría tener un breve paso por la ciudad mexicana de Tijuana. Repetimos que estos datos no están confirmados por la Warner ni nadie ha declarado oficialmente que así sea, pero una fuente anónima que está trabajando en la producción ha declarado lo siguiente:

Gran parte del rodaje se hará en Los Ángeles. Pero luego habrá algunas escenas muy locas en Las Vegas nuevamente y una última semana salvaje en Tijuana

Sobre la historia, se ha especulado que situará a Alan (Zach Galifianakis) en un centro psiquiátrico, de donde tendrán que rescatarle sus dos compañeros de borrachera para, se supone, alguna otra despedida de soltero o algo similar. No son pocas las fuentes que hablan de esta trama por lo que, aunque no haya sido confirmada de manera oficial, es muy probable que sea así. Igualmente aún queda bastante tiempo hasta que se estrene y nos tendrán que llegar más novedades sobre la cinta. Además, cuando comience la fase de rodaje, la Warner comenzará con la debida promoción de la película.