Me encantan este tipo de noticias, sobre todo después de que la película ya se ha realizado y la hemos podido ver. The Dark Knight Rises aún no ha llegado a los cines, hasta el 20 de julio tendremos que esperar pacientemente, pero ya comienzan a aparecer los típicos rumores sobre actores que descartaron algún papel o propuestas que finalmente se quedaron en nada. Luego, visto después de un tiempo, resulta interesante comprobar qué podría haber sido de cierta película de haberse confirmado algún actor o algún personaje concreto.

Los últimos rumores son el claro ejemplo de lo interesante que son estas noticias. Según el propio guionista de la cinta, David S. Goyer, la idea de la Warner para The Dark Knight Rises era contar con The Riddler (en España se le llamó Enigma y en Latinoamérica Acertijo) como el villano principal de la película, por delante de Bane. Puede parecer un poco raro que esta noticia aparezca ahora una vez que la producción ya está finalizada y no se puede realizar ningún cambio, pero hay que recordar que, cuando nos llegaron los primerísimos datos de la cinta, la mayoría de ellos apuntaban a que The Riddler sería el villano principal.

Lo mejor de todo es que el elegido para interpretarlo era, ni más ni menos, que Leonardo DiCaprio. Christopher Nolan ya ha demostrado que tiene un grupo de actores fetiches con los que le encanta trabajar, y que intenta que estén en casi todas sus producciones. DiCaprio parece haber entrado en este grupo también, con el que ya trabajó en Inception, aunque esta vez tuvo que elegir entre este papel u otro villano, el de la próxima película de Tarantino, Django Unchained. Otro de los nombres que sonaron para interpretar este papel fue el del polifacético Johnny Depp, aunque parece ser que este rumor no tenía un fundamento lo suficientemente fuerte como para ser real.

Rumores y descartes de reparto aparte, lo importante es que cada vez queda menos para que la película llegue a los cines y podamos comprobar de primera mano si toda la expectación y todo el tiempo que hemos tenido que esperar para la conclusión de esta trilogía ha merecido la pena. Espero que Bane, y por lo tanto Tom Hardy, sea un villano a la altura de las expectativas y no tengamos que acordarnos de los otros antagonistas que se han quedado por el camino.