Tras modernizar las aventuras del famoso detective Sherlock Holmes, Guy Ritchie se propone reinventar otro clásico de la literatura inglesa: Treasure Island (La Isla del Tesoro) de Robert Louis Stevenson. Esta inmortal historia de piratas y tesoros ha sido trasladada a la gran pantalla en numerosas ocasiones, la última vez fue en 2002 cuando Disney estrenó El Planeta del Tesoro (Treasure Planet). Ritchie se propone imprimir su personal sello a las aventuras de John Silver y Jim Hawkins. ¿Genialidad o sacrilegio? Hay opiniones para todos los gustos.

Desde que la novela se publicó en 1883 ha sido fuente de inspiración no solo para el cine sino que también para la literatura, los cómics, la televisión y los videojuegos. También ha espoleado la mente y la imaginación de millones de personas. Treasure Island es mucho más que una aventura en busca de un mítico tesoro, es una historia de ambición y traición, de madurez y sueños, de poder y muerte. Una lectura recomendable y disfrutable a cualquier edad y en cualquier momento.

Ritchie se unirá a su socio habitual Lionel Wigram y a Kevin McCormick de Langley Park para producir la película. En principio se plantean el proyecto como una adaptación contemporánea de la historia basándose, sobre todo, en la relación entre los dos protagonistas: John Silver y Jim Hawkins. El estudio tiene como objetivo realizar un film similar a Sherlock Holmes, algo lógico si tenemos en cuenta que la taquilla ha respondido muy favorablemente a la peculiar visión de Richie sobre el detective de Baker Street. El guión de esta nueva adaptación cinematográfica será escrito por Alex Harakis.

Foto: Screen Rant