Creo que no hace falta presentación para la cinta que nos ocupa hoy, o al menos para la película de la que será secuela. Se trata de I Am Legend, el remake de 2007 que protagonizó Will Smith y que estaba basado en la cinta de 1971 protagonizada por Charlton Heston The Omega Man (que a su vez esta basada en la película de 1964 The Last Man on Earth). Pero salvando estas influencias, y que la película tampoco fue demasiado bien recibida por la crítica, el público sí que puso de su parte y obtuve una buena recaudación en taquilla. Era lógico pensar, y ya se lleva tiempo rumoreando, que una secuela podría estar en camino para que la Warner Bros siga intentando explotar el material.

Sin embargo, pocos detalles se han conocido en estos cinco años sobre si realmente tendremos una continuación de la historia de Robert Neville, y eso que han tenido tiempo de sobra para avanzar en la producción. Lo que se sabe a ciencia cierta es que el estudio ha encargado el guión a Arash Amel, aunque aún no está concluído. Sin embargo, creo que estaréis de acuerdo conmigo en que si se plantean hacer una secuela de esta cinta, el pilar central que tiene que estar sí o sí es Will Smith. En unas recientes declaraciones el actor ha querido dar su punto de vista al proyecto y a las posibilidades reales que existen de que vuelva a interpretar a este solitario personaje:

Los productores están trabajando en ello. Pero actualmente yo no estoy trabajando en ello. Si realmente es genial, podría estar dentro, pero no quiero que sea una típica secuela. En cualquier caso, creo que pasarían seis o siete años más, cuando yo ya pueda correr y saltar poquito y tenga que emplearme a tope dejándome el culo para el resto de mi carrera

Al parecer en actor no está nada contento con que la Warner se haya tomado tanto tiempo para ponerse en serio con la producción de una película que, por otra parte, parece que es inevitable que llegue a las pantallas. Smith ya ha encadenado otros proyectos y no está nada convencido de aceptar una oferta de la Warner para esta secuela, afirmando que "probablemente no" cambiaría de opinión. Personalmente opino que desde la Warner no deberían concebir una segunda entrega si no es Will Smith el protagonista, por lo que deberían mostrarle argumentos suficientes para convencerle o la película que harán no obtendrá el mismo éxito que su predecesora. Esperemos a ver qué sucede.