Concebida originalmente como episodio piloto de la serie de televisión, se estrenaba en 1966 la que sería la primera de las adaptaciones cinematográficas de Batman, el hombre murciélago creado por Bob Kane y que constituye una de las perlas de las publicaciones DC Comics. Descartada para la pequeña pantalla por su elevado presupuesto, acabaría siendo una realidad después del éxito de la primera temporada de la serie de televisión, aunque no se vería en la pantalla grande una vez se pasara la segunda sesión por la pequeña, lo que facilitó el éxito comercial de una película encantadora, pero que hoy en día sólo se puede ver con algo de condescendencia.

Tras dirigir un par de episodios de la serie, Leslie H. Martinson era escogido para dirigir la película siguiendo un guión de Lorenzo Semple Jr. Si él primero desarrollaría la mayor parte de su carrera en la televisión, desarrollando tan sólo algún largometraje sin trascendencia, el segundo, que también escribiría varios episodios de la serie, sí alcanzaría una mayor proyección en el cine, colaborando en los guiones de filmes tan interesantes como Papillon, The Parallax View, adema´s de participar en otras producciones de índole casi tan camp como batman, como fueron King Kong, Flash Gordon o Never Say Never Again.

Un sólo villano no era suficiente para el argumento de la primera película sobre quienes en aquella época eran conocidos como el "dúo dinámico", sino que necesitaría de las cuatro mentes más malignas del momento, como eran Joker, Penguin, Riddler y Catwoman o como se les conoce en habla hispana, Joker, Pingüino, Acertijo y Catwoman (o Gatubela en el ámbito Latinoamericano). Su plan era el de secuestrar a los máximos dirigentes del mundo para reducirles a polvo utilizando un deshidratador. Un plan que Batman y Robin desbarataban, alertados cuando acuden al rescate del comodoro Schmidlapp.

Vista hoy en día, la película no pasa de ser una encantadora muestra de cine kitsch, en la misma línea estética que la serie de televisión, repleta de colores saturados, diálogos camp e interpretaciones sobreactuadas, y cuyo objetivo estaba más orientado a hacer reír que a proporcionar una película de acción. Quizás por eso cuesta entender, hoy en día, que en España fuera censurada por el Gobierno franquista, irritada por la parodia del embajador español en una secuencia, lo que provocó que no se estrenara en España hasta 1979.

Adam West

Aunque había participado en diferentes proyectos tanto cinematográficos como televisivos, no fue hasta que Adam West se puso las mayas moradas de Batman que consiguió que su carrera despuntara definitivamente. Preocupado por interpretar un personaje que siempre aparece enmascarado, sólo accedió a participar en la película con la estipulación de que aparecería más tiempo en pantalla caracterizado como Bruce Wayne. Aunque ha participado en múltiples episodios de diferentes series de televisión, siempre ha estado ligado a su doble personaje de Bruce Wayne/Batman, de hecho, incluso le ha puesto voz a su personaje cuando ha tenido alguna aparición estelar en The Simpsons. Si debutara en la radio antes que en el cine y la televisión, es también a través de su voz donde podemos seguirle la pisa hoy en día pues es la voz del mayor Adam West en la extraordinaria serie animada Family Guy.

Burt Ward

También resultó definitivo para Burt Ward su participación en Batman como Dick Grayson alias Robin. El que fuera su primer proyecto artístico marcó toda su primera década profesional en la que se dedicó en exclusiva a interpretar al "chico maravillas". Si en los años ochenta comenzaba a desvincularse de su personaje, no conseguía trascender con ninguno de los proyectos en los que participaba. Quizás lo más curioso de su trayectoria sea su propia autobiografía, Boy Wonder: My Life In Tights, en la que narraba sus experiencias junto a Batman, su relación con Adam West y sus escarceos sexuales con las admiradoras de la serie.

Lee Meriwether

La trayectoria como actriz de Lee Meriwether comenzaba a mediados de los años cincuenta, justo después de ser proclamada Miss America. Con una trayectoria exclusivamente televisiva, venía a sustituir en la película a Julie Newmar, que interpretara el mismo personaje en la serie pero que no pudo incorporarse al rodaje de la película por conflictos de agenda. Toda la carrera posterior de Lee Mariwether, salvo alguna excepción, estaría siempre ligada a la pequeña pantalla donde participaría en series tan populares como Mission: Impossible, The Love Boat, The Monsters Today o Murder, She Wrote.

Frank Gorshin

Admirando a figuras como James Cagney, Cary Grant o Edward G. Robinson, llevó a Frank Gorshin por el camino de la interpretación a través de un concurso de talentos. A medio camino entre el cine y la televisión, la mayor parte de las producciones en las que participó fueron de bajo presupuesto, principalmente con American-International Pictures. Como muchos de sus compañeros de reparto, su personaje del Acertijo marcaría gran parte de una carrera muy longeva, pero exenta de grandes títulos. Quizás lo más destacado, sería su participación en Twelve Monkeys, en lo que no cabe duda era un guiño a su conocido personaje vestido de verde. Una de sus últimas intervenciones sería precisamente poniendo voz a uno de los personajes de The Batman, la serie animada que se estrenaba en 2004, hasta que un año después moría de cáncer de pulmón.

Cesar Romero

La televisión vendría a ser el refugio de Cesar Romero, actor de larga trayectoria que comenzara a trabajar en el cine en la década de los años treinta. Nacido en Nueva York, de padres cubanos, su apariencia latina le proporcionó esa característica apariencia de Latin Lover que le llevó a participar en numerosas comedias románticas, o a interpretar a Cisko Kid en varios westerns de bajo presupuesto o incluso ha participar al lado de Sara Montiel en Veracruz. A mediados de los años cincuenta comenzaría a participar en proyectos televisivos, haciéndose con un personaje como e Joker que interpretaría tanto en la película como en la serie. Posteriormente se convertiría en uno de los villanos característicos de las películas de imagen real de Walt Disney. entre sus últimas apariciones televisivas, quizás la más conocida sea junto a Jane Wyman en Falcom Crest, a finales de los años ochenta. El 1 de enrío de 1994 fallecía a causa de complicaciones producidas por una bronquitis y una neumonía.

Burgess Meredith

Pero la presencia más relevante del reparto de Batman sería sin duda la de Burgess Meredith. Actor de carácter en innumerables películas desde los años treinta, que debutaría como director en 1949 con una película tan interesante como The Man on th Eiffel Tower, que también protagonizaría. Aunque también coquetearía con la televisión, sus mayores logros llegarían en el cine donde en los años sesenta viviría su mayor esplendor al ser nominado como actor secundario dos años consecutivos. El primero por la fabulosa película de John Schlesinger The Day of the Locust, y el segundo por el personaje por el que muchos le recordarán hoy en día: Mickey Goldmill, el entrenador de Rocky, que repetiría en varias secuelas de la serie. Posteriormente todavía se dejaría ver en títulos como Clash of the Titans o State of Grace o Grumpy Old Men y su secuela, Grumpier Old Men, que sería su última película antes de fallecer en 1997 padeciendo Alzheimer y un melanoma.