Hacer un ranking con las películas que hemos visto en el mes pasado tiene estas cosas, cuando se cuelan películas que algunos vieron hace meses, otros acaban de verlas hace unos días, y al revés, irrumpen con fuerza películas que pocos han tenido todavía la oportunidad de ver. Otra cosa es que se mantengan en la misma posición en meses posteriores. Si la primera película a la que me refiero es Shame, de la que hemos tenido impresiones a favor y en contra, en lo que respecta The Avengers sólo disponemos de crítica a favor, pero seguro que en breve llegan las voces de quienes están en contra. En medio de una y otra encontramos títulos muy dispares, no sólo en lo que respecta a los temas que tratan, sino a sus nacionalidades pues tenemos una película sueca, otra libanesa y hasta una española, lo que indica que el cine de autor goza de muy buena salud. Nada mejor que pluralidad para reflejar lo que ha sido el cine en el mes de abril, al menos para los editores de Extracine

5. Shame

Michael Fassbender se alzaba con el premio a la mejor actor en el Festival de Cannes por su interpretación de Brandon en esta película dirigida por Steve McQueen en la que un ejecutivo con serios problemas emocionales que le provocaban una adicción incontrolable a mantener relaciones sexuales. Si causó sensación en Venecia, pasaría desapercibida en los Oscar, según algunos por su incómodo contenido sexual. Misma controversia que ha causado entre nuestros editores puesto que mientras unos la consideraban "un film sencillo en recursos pero altamente perturbador" (Pabela), otros la veían más como "una película inacabada, inconclusa, indefinida" (Luis M. Álvarez). En cualquier caso la factura visual de la película, así como las interpretaciones de sus protagonistas, entre quienes se encuentra la siempre estimable Carey Mulligan propician que se colara como la quinta mejor película del mes de abril.

4. Extraterrestre

A dos meses escasos de su estreno internacional y mientras se prepara la versión estadounidense de Los cronocrímenes, la película de Nacho Vigalondo se dispone en el cuarto lugar de nuestro ranking. Julián Villagrán, Michelle Jenner, Carlos Areces y Raúl Cimas protagonizan esta fábula contemporánea en la que los terráqueos se proponen como bichos tan raros como si fueran extraterrestres y la televisión como la auténtica amenaza a batir.

3. Et maintenant, on va où?

El cine de Nadine Labaki es capaz tanto de acaparar premios internacionales, como de emocionar al público. Muestra de ello es el premio que se llevó en el último festival de Toronto, que otorga directa y precisamente el público. Después de platos tan exquisitos como Caramel, nos ha emocionado con este canto a la voluntad en el que una comunidad con diferentes tendencias religiosas. "un relato sencillo pero gratamente contundente y efectivo en el que tiene la habilidad de pasar, con inusitada agilidad, de la comedia a la tragedia, más que al drama, y sin caer en ningún momento en sensiblerías ni sentimentalismos" (Luis M. Álvarez)

2. Hodejegerne (Headhunters)

Tras el éxito mundial de las adaptaciones cinematográficas de las novelas de Stieg Larsson, el cine sueco parece abrirse camino a través de otra adaptación, la que Morten Tyldum dirige a partir de uno de los best-seller policíacos de Jo Nesbo, cuyo argumento gira en torno a Roger, un cazatalentos noruego casado con Diana, propietaria de una galería de arte, quienes viven en una magnífica casa por encima de sus posibilidades, lo que llevará a Roger a convertirse en un ladrón de obras de arte. Según Pabela "carece por completo de la seriedad y aplomo de Millenium acercándose más a la locura disparatada de Rocknrolla, aunque con marcadísimas diferencias".

1. The Avengers

Antes incluso de que se estrenara en los estados Unidos, ya hemos podido echar un vistazo a la película dirigida por Joss Whedon a partir de los personajes creados por Marvel. Puede que a algunos no les llame la atención las aventuras de esta pandilla de superhéroes, pero vista la recaudación de taquilla está claro que van camino de convertirse en todo un fenómeno internacional. Una película que "hay que verla con ganas de divertirse, sin sumar grandes dosis de expectativas de lo que se diga por ahí, es un film correcto, bien armado, inteligentemente ofrecido, y sobre todo vendido, pero que no trasciende más allá de lo que el género de este tipo nos ha ofrecido hasta ahora". Pero ¿quien no querría ir al cine a divertirse?