Si tú no lo quieres, ya me lo quedo yo. Es lo que deben haber pensado actrices como Rebecca Hall o Cameron Diaz pues si la primera se ha quedado con el personaje que rechazara finalmente Jessica Chastain en Iron Man 3, la segunda se queda con el que no quiso Angelina Jolie en The Counselor, un proyecto en el que también participa Javier barden, cuya popularidad lleva a hacer que los medios internacionales se hagan eco de su vuelta al cine español, en la que es la adaptación cinematográfica de una novela de su propio hermano.

Iron Man 3

Este mes comienza a rodarse la tercera entrega de Iron Man, que cuenta con Shane Black como director. Desarrollado a partir de la serie Extremis, creada por Warren Ellis y Adi Granov, este nuevo episodio se centra en el uso de la nanotecnología, a través de la que Tony Stark (Robert Downey Jr) incorpora la armadura a su propio cuerpo, adquiriendo poderes sobrehumanos definitivamente. Si por dos veces se ofreció el personaje de la doctora Maya Hansen a la actriz de moda, Jessica Chastain, las dos veces lo ha rechazado por conflictos de agenda. Un papel que con toda probabilidad va a ser aceptado finalmente por Rebecca Hall, todavía parcialmente desconocida a pesar de haber participado en filmes como Vicky Cristina Barcelona, donde coincidiera precisamente con Javier Bardem y Penélope Cruz, [The Town(http://base.hipertextual.com/pelicula/the-town-2010/) y The Awakening.

Su personaje no sólo es el responsable del suero Extremis, que crea junto al doctor Aldrich Killian en un intento de reproducir aquel suero que convirtiera a Steve Rogers en el súper soldado Capitán América, sino que también es un antiguo amor de Tony Stark, lo que probablemente provocará algún que otro encontronazo con Pepper Potts (Gwyneth Paltrow). Luego aparte del villano que se enfrente a Iron Man, parece que también habrá una rivalidad tipo rubia contra morena. Me pregunto si se defenderán con armas físicas o intelectuales, tratándose del tipo de película que se trata fijo que con las primeras, aunque ojalá me equivoque.

The Counselor

Y hablando de rubias, muchos son los nombres que han pasado por el próximo proyecto de Ridley Scott con guión de Coormac McCarthy que ya tiene confirmados a Michael Fassbender, Brad Pitt y Javier Barden. De entre sus integrantes femeninas se rumoreaba que podrán unirse al proyecto las respectivas parejas en la vida real de estos dos últimos, Penélope Cruz y Angelina Jolie. Pero, al menos, ya podemos descartar a esta última, que ha venido a ser substituida por la espléndida Cameron Diaz. Lo que, desde mi punto de vista, mejora considerablemente las expectativas sobre este proyecto.

Estamos hablando de la historia de un respetado abogado, a interpretar por el chico de moda Fassbender, que cree que puede introducirse en el negocio de la droga, sin sucumbir en el intento. Cuando se da cuenta de que ha sido una mala decisión tratará de sobrevivir lo mejor que puede, mientras trata de salir de una situación desesperada. Si Javier Bardem interpreta a Reiner, el amigo que le conecta con el mundo criminal del que consiguen la droga, y Pitt es Westray, ese colega que siempre lo hecha todo a perder, Diaz interpretaría a una femme fatale argentina con al que Reiner se enrolla ocasionalmente. Para Cruz quedaría el personaje de Laura, la novia del abogado, a quien este acaba de pedir matrimonio. Alguien debe estar pensando que los personajes están cambiados, pero eso le pone mucha más gracia al asunto, ¿no creen?

Alacrán enamorado

Terminado ya el rodaje de Skyfall y antes de incorporarse al de The Counselor, Javier Bardem ha vuelto a rodar en España. Si algunos medios aseguran que no lo hacía desde que rodara Mar adentro con Alejandro Amenábar, debe ser que no se acuerdan de la película de Alejandro González Iñárritu, Biutiful, tan española como mexicana, que se rodara en Barcelona. El caso es que desde el día 7 de mayo ya está rodando Alacrán enamorado a las órdenes de Santiago Zannou, que fuera Goya a la mejor dirección novel por El truco del manco.

Se trata de lo que muchos consideran una especie de Romeo y Julieta contemporáneo en la que ella es Alyssa, una inmigrante latinoamericana que ha sido entregada a una red de prostitución infantil y él es Julián, un militante de un grupo nazi. Me parece que esto va mucho más allá de los conflictos que podían tener los Montesco y Capuletos en cualquiera de las adaptaciones originales de la obra de William Shakespeare, o de los que mantenían los inmigrantes europeos y los latinoamericanos en West Side Story.