Antes de comenzar a leer, os advierto de que el post está lleno de SPOILERS sobre las película, así que si no queréis saber nada de la historia será mejor que no leáis más. Ahora vamos con lo que nos interesa. Hace unos días que apareció en la red la noticia de que la Paramount había decidido cambiar la fecha de estreno de G.I. Joe: Retaliation del 29 de junio de 2012 al 29 de marzo de 2013. Un cambio de este tipo, tan cerca de la fecha de estreno original, con todo lo que ello supone, era algo bastante raro y las razones para hacerlo tenían que ser de peso, puesto que ya se había comenzado con la promoción con distintos carteles y vídeos. Hoy hemos conocido cuáles son esas supuestas razones que han llevado a la estudio a tomar una decisión tan arriesgada, no sólo por el hecho de tener que esperar más para verla sino porque serán unos meses en los que el coste de la película aumentará.

La película es mala

El estudio había hecho unas primeras pruebas de visionado con público y al parecer los resultados no eran, ni mucho menos, los esperados. Las calificaciones eran "mediocres tirando a malas" según afirman desde el estudio, lo que hacía peligrar los ingresos en taquilla. Los resultados que obtuvo Battleship tampoco fueron los deseados por la Paramount, por lo que prefieren apostar sobre seguro y mejorar la película ahora que aún están a tiempo, sobre todo si tenemos en cuenta la competencia de superproducciones con las que nos encontraremos este verano. Además, hay que tener en cuenta que The Amazing Spider-Man llegará a los cines el 3 de julio, apenas unos días después de la fecha que tenían pensada para G.I. Joe: Retaliation.

Channing Tatum muere demasiado pronto

En esta segunda entrega se pretendía cambiar el protagonismo desde Channing Tatum a Dwayne Johnson, y apenas está apareciendo en la promoción de la cinta. Sin embargo, cuando rodó las escenas de la película, Tatum aún no se había convertido en la estrella que es a día de hoy con películas como 21 Jump Street o Haywire, que le han conseguido un nombre en la industria. Ahora la Paramount quiere repescarle para rodar unas cuantas escenas más antes de que desaparezca de la historia de la película, alegando que pretenden mejorar la subtrama de la amistad entre él y Johnson. Más bien suena a que pretenden aprovechar el tirón del actor para conseguir mayor publicidad en la película.

El 3D

La semana de rodaje que van a tener para incluir las nuevas escenas con Tatum, hará que la producción se alargue un poco más y que por lo tanto aumenten los costes. Esto ha llevado a los productores de la Paramount a plantearse si no sería más rentable alargar más aún la producción e introducir el 3D en la cinta. El uso de esta técnica es una apuesta segura, sobre todo en el mercado internacional, donde se ha demostrado con casos como Battleship o John Carter que el 3D tira mucho fuera de las fronteras de Estados Unidos. Al parecer se encuentran negociando actualmente con varias empresas especializadas para que se hagan cargo de este tipo de imágenes sin tener que aumentar demasiado los costes de producción. Veremos en qué queda todo.

Por ahora lo que está claro es que la cinta no llegará hasta marzo del año que viene, por lo que todos los fans (algunos con entrada incluída) tendrán que esperar bastante más hasta que puedan disfrutar de esta secuela en el cine.