En 2006 salió a la luz The Secret Life o Houdini: Making of America’s First Superhero, una biografía escrita a cuatro manos por William Kalush y Larry Sloman. El libro exploraba la posibilidad de que Harry Houdini, el famoso escapista y mago, fuese en realidad un espía que trabajaba para el Reino Unido; en la biografía también hacían hincapié en el hecho de que Houdini acusaba publicamente a los espiritistas de ser timadores profesionales que usaban sus habilidades para embaucar a la gente. Siguiendo esta idea los autores elaboran una teoría por la cual la muerte de Houdini fue una venganza de personas relacionadas con estas malas artes.

Desde hace unos años, concretamente desde el 2009, la Summit Entertainment intenta sacar adelante una película basada en esta polémica biografía. Lo cierto es que la historia tiene todos los ingredientes para convertirse en un gran guión y una posible éxito. En principio Jeff Nathanson iba a dirigir el proyecto pero no terminaba de encajar y el tiempo seguía pasando. Parece que finalmente, el guión escrito por Noah Oppenheim, ha encontrado un director adecuado, estamos hablando de Gary Ross, responsable del éxito The Hunger Games.

Ross que podría haber dirigido Catching Fire, la secuela de The Hunger Games, dejó atrás esa opción y parece que la biografía de Houdini resulta mucho más atractiva, para él, que las aventuras de Katniss Everdeen. Las negociaciones están en marcha, personalmente espero que Ross se siente a dirigir este ambicioso proyecto sobre la figura de Houdini. Ross reputado guionista y director de cintas tan sobresalientes como la mágica Pleasantville y la intensa Seabiscuit se encuentra, a sus 55 años, en el punto álgido de su carrera gracias al enorme éxito de The Hunger Games, podría, si quisiera, realizar prácticamente cualquier proyecto, espero que se decida por este.

Foto: The Guardian