Ayer dio comienzo el Festival Internacional de Cine de Cannes, que se inauguró con la presentación de la nueva película de Wes Anderson, Moonrise Kingdom. Y a falta de claros favoritos, lo mejor es realizar un retrato de grupo del jurado del certamen, que decide quién se va a llevar la Palma de Oro de esta 65 edición. Y así descubrimos que se ha optado por la paridad a la hora de decidir su composición, pues a excepción del presidente, hay una equidad en el reparto de sexos con 4 hombres y 4 mujeres. No obstante, hay una clara tendencia al eurocentrismo, pues 7 de los 9 componentes provienen de países occidentales, por lo que la película premiada podría provenir del llamado mundo desarrollado.

Nanni Moretti

Este director italiano es el presidente del jurado y el referente actual de una cinematografía que, tras la desaparición de los grandes directores de la segunda mitad del s. XX, como Fellini, Antonioni, Visconti o Pasolini, se encuentra en una etapa de menor creatividad. Moretti es un clásico del festival, pues ganó el premio al mejor director con su obra Caro diario (Querido Diario), un film de episodios que radiografía la vida del país. Con él inaugura el género de la autoficción, cultivado en la novela por escritores como Vila-Matas y que consiste en una autobiografía ficcionalizada: el autor de la obra es el protagonista, pero los hechos narrados son ficcionales, por lo que no estamos ante una autobiografía al uso. En 2001 ganó la Palma de Oro del festival con La Stanza del Figlio (La Habitación del Hijo), un drama que narra el desgarro de un matrimonio burgués tras la pérdida de su hijo. El año pasado presentó Habemus Papam, calificada por la crítica de poco arriesgada, pero que, vista desde una óptica cristiana, deviene bastante revolucionaria.

Sus películas oscilan entre la ironía y el drama, y suele analizar el panorama político, por lo que la ganadora de este año podría dirigir su mirada hacia la actualidad político-social: ¿Quizá opte por Abbas Kiarostami, Jacques Audiard, Ken Loach o Matteo Garrone? En la Conferencia de prensa de esta tarde, Moretti ya ha avisado de su modus operandi: "Vamos a reunirnos cada dos días para hablar de cuatro películas que hayamos visto. Vamos a ver veintidós películas y nuestras sensibilidades individuales se van a enfrentar indudablemente. Yo seré como un director de clase. Lo importante es ver todas las películas con la misma voluntad y el mismo respeto".

Ewan McGregor

El popular actor británico, encumbrado tras protagonizar las primeras obras de Danny Boyle, entre las que destaca Trainspotting, no ha dejado de ascender hacia la fama tras protagonizar películas de gran difusión como el musical postmoderno Moulin Rouge o participar a las órdenes de directores de renombre, como Woody Allen en Cassandra´s Dream (El sueño de Cassandra) y Roman Polanski en The Ghost Writer (El Escritor). En la votación, puede decantarse por las películas independientes estadounidenses, como The paperboy, de Lee Daniels.

Alexander Payne

Director estadounidense que, en obras como Sideways (Entre Copas) o  The Descendents (Los descendientes) aborda, con tono cómico y absurdo, los dramas cotidianos de la clase media del país. Puede abogar por obras intimistas, como Another Country, de Hong Sang Soo, o de corte cómico, como Moonrise Kingdom.

Jean Paul Gaultier

El célebre diseñador francés, presente en el mundo de la alta costura desde 1976, ha elaborado el vestuario de cantantes como Madonna o Marilyn Manson y se ha encargado del diseño de vestuario de films de importantes directores, como Pedro Almodóvar, Peter Greenaway, Luc Besson o Jean Pierre Jeunet. Es el único que no pertenece al mundo del cine, por lo que no posee una mirada tan contaminada, como ha advertido en la conferencia de hoy:"soy como un espectador normal. Espero que me sorprendan, quiero sentir emoción. Mi profesión la he hecho a través del cine. La película de Jean Becker me impulsó a la alta costura. Mi infancia fue acunada por películas francesas, alemanas, por Fassbinder y Antonioni. Rocky Horror Picture Show es una de mis películas de cabecera". Por su gran interés por la estética, quizá se decante por films elaborados visualmente, como Cosmópolis, de David Cronenberg, o The Taste of Money, de Im Sang Soo.

Raoul Peck

Este director haitiano parece haber sido seleccionado quizá coincidiendo con una campaña iniciada por el festival y encabezada por Sean Penn en busca de apoyo para la reconstrucción del país tras el terremoto de 2010. Su obra abarca el documental y la ficción, y destaca Lumumba (2000), sobre la descolonización africana, sobre el genocidio de Ruanda, y Moloch Tropical (2009), sobre las reacciones de un presidente ante la sublevación de la población de su país. Le interesa especialmente la política y el tema del poder, por lo que puede optar por Ken Loach o Cristian Mingiu.

Andrea Arnold

Esta directora británcia acaba de estrenar una versión de Wuthering Heights (Cumbres Borrascosas), donde busca imprimir una mirada femenina sobre una historia dirigida habitualmente por hombres. De hecho, sus declaraciones en la Conferencia de prensa de hoy son reveladoras de su búsqueda de un cine que ofrezca una visión femenina de la realidad, aunque rechaza valorar un film exclusivamente por la presencia femenina tras las cámaras: "No me gustaría que una de mis películas fuera seleccionada en Cannes solamente porque soy mujer. Si la selección cuenta pocas mujeres, es porque son pocas las mujeres que hacen películas. Es una pena". Quizá abogue por la adaptación de On the road (En el camino), de Walter Salles.

Emmanuelle Devos

Esta actriz francesa debutó a las órdenes de Jacques Audiard y también ha participado con Alain Resnais en su última película Les folles herbes (Las malas hierbas), por lo que puede dirigir su votación hacia cualquiera de los dos directores franceses.

Diane Kruger

La actriz y sex symbol alemana ha participado en numerosas películas estadounidenses, como Troya o La búsqueda, por lo que puede optar por directores estadounidenses como John Hillcoat, Andrew Dominik o Jeff Nichols.

Hiam Abbass

Actriz palestina que ha trabajado también bajo el mandato de directores como Jim Jarmusch, en Los límites del control, o Mihaileneau, en La fuente de las mujeres. Probablemente encamine su voto hacia films de directores de países periféricos, como Carlos Reygadas.

La heterogeneidad del jurado impide seleccionar las claras candidatas a hacerse con los premios, pero podemos advertir que en la decisión habrá una tensión entre la preferencia por una temática social (Moretti y los representantes de países periféricos) y otra más psicológica o cotidiana (Payne, McGregor, Gaultier).

Mención aparte merecen el resto de secciones del festival: el jurado de Un certain regard está encabezado por el actor y director británico Tim Roth; el belga Jean Pierre Dardenne, reinventor del realismo junto con su hermano Luc, preside la fundación de cortometrajes; y el brasileño Carlos Diegues decidirá el destino de la Cámara de Oro, el premio dedicado a la mejor ópera prima.