Esta tarde, Wes Anderson ha abierto la veda a la caza de la mejor obra cinematográfica del año en el Festival de Cannes. Su nueva película, Moonrise Kingdom, ha sido la encargada de inaugurar el certamen y ha sido proyectada a las 20 h en el Gran Teatro Lumière, la principal sede del festival y donde se estrenan las obras de mayor renombre. Hasta allí se ha dirigido el director estadounidense junto con el gran plantel de actores que aparecen en la película, entre los que se encuentran algunas caras conocidas de su cine, como Bill Murray y Jason Schwartzman, junto con otros rostros que añaden renovación a su filmografía, como Tilda Swinton, Bruce Willis, Edwan Norton o Jared Gilman. La película ha sido recibida con risas y aplausos en su primera proyección, a las 23 h está programada la segunda.

Moonrise Kingdom narra la huida de una pareja de jóvenes enamorados en los años sesenta de su pueblo, debido a la estrechez moral de sus habitantes. Entonces, toda la familia y el municipio sale en su búsqueda para convencerles de su regreso, y en esa salida al mundo, viejas disputas emergerán. Así pues, el film se basa en la tradición de amantes huidizos, como Bonnie & Clyde, pero a diferencia de la anterior, que sigue el deambular de los enamorados, Moonrise Kingdom focaliza su atención en el proceso de búsqueda, lo que le permite al director una radiografía de los valores que impregnan la sociedad estadounidense y que bloquean incluso el desarrollo del amor en pareja.

En la rueda de prensa, Wes Anderson ha hablado acerca de la elección de la pareja protagonista, encarnada por Jared Gilman y Kara Hayward:

Ya he dirigido películas con actores jóvenes en papeles importantes, suelo buscar actores jóvenes. La personalidad de Jared Gilman me impactó. Aunque vi sus audiciones, durante la entrevista que tuvimos los dos me hizo reír. En cuanto a Kara Hayward, me dio la impresión de que llevaba tiempo actuando. Me parecía que ella creaba el diálogo. El contacto entre los dos jóvenes actores fue instantáneo.

Por su parte, Jared Gilman ha hablado de su colaboración con Kara:

Participamos en varios ensayos, nos familiarizamos sobre todo con las cartas que aparecen en la película. Aunque nos enviamos e-mails fuera de la filmación, tratamos de hacer algo realmente auténtico. Aprendimos a conocernos.

Asimismo, Edward Norton, en su primera colaboración con Wes Anderson, ha señalado la profesionalidad del trabajo del director:

Es muy agradable trabajar junto a actores que admiran a Orson Wells o el teatro. Wes Anderson formó una auténtica tropa cinematográfica con estos actores que trabajan juntos en un contexto un tanto romántico... Es como cuando tienes deseos de hacer algo cuando eres joven y que quieres hacer tu película en el jardín de la casa de tus padres.

Wes Anderson es un cineasta del absurdo, busca a través del humor desentrañar las inconsistencias que cohesionan la sociedad estadounidense. Y ese absurdo impregna cada plano de sus películas: los personajes suelen estar descentrados en la composición, como dominador por un entorno ridículo en numerosas ocasiones, y los planos tienen una duración más larga de la habitual, lo que genera una degradación del personaje al dejar vía libre al desarrollo de gestos menos cinematográficos de los habituales. Entre su filmografía destacan Rushmore (Academia Rushmore), Life Aquatic (Vida Acuática) y Daarjeling Limited (Viaje a Daarjeling). Su última obra, Fantastic Mr. Fox, fue filmada a través de la técnica del stop motion.

Fotos: Página oficial del Festival de Cannes