Todos sabemos que este año es en el que Hollywood pretende explotar definitivamente las adaptaciones de cómics de superhéroes. Muchos son los ejemplos que aún nos tienen que llegar de este tipo de películas y hay dos especialmente que acaparan todas las portadas y que sus noticias son seguidas por millones de fans: The Avengers y The Dark Knight Rises. Las expectativas están muy altas, pero tampoco hay que olvidarse de otras cintas que nos tienen que llegar este año y que tienen a superhéroes como protagonistas.

Una de ellas es el reboot del hombre araña, que llevará por título The Amazing Spider-Man, en referencia a sus orígenes. Cuando conocimos las primeras noticias del proyecto, muchos nos echamos a temblar ante lo que podía ser el resultado final: comenzar una saga sobre un personaje del que hace tan poco tiempo que se había realizado una trilogía, que tampoco estaba tan mal. Parecía la más innecesaria de todas las adaptaciones que nos tienen que llegar, aunque poco a poco se han ido ganando nuestra confianza con los sucesivos tráilers que circulan por la red.

Hoy pretenden convencernos un poco más con dos nuevos carteles que, si bien no llegan a mostrar nada realmente novedoso ni resultan tan impactantes como debieran, tampoco nos dan la sensación de que hayan querido aprovechar el tirón del personaje para convertirlo en una nueva franquicia. Puede que esta vez sea la definitiva y veamos un adaptación a la altura de un personaje tan querido y tan popular como es Spider-Man.

Por ahora se guardan como principal incógnita la apariencia y la importancia dentro de la película del villano, The Lizard, interpretado por Rhys Ifans. Sin duda este será el principal punto de interés que pueda atraer de la película a los espectadores más iniciados en el personaje: cómo se introduce dentro de la historia y por qué ha sido precisamente él el elegido para ser el antagonista de este reboot.

Personalmente mantengo esperanzas de que esta sea una buena película y que el reinicio de la historia merezca la pena. Al principio no las tenía en absoluto, puesto que parecía más bien un intento de aprovechar el tirón de cine de superhéroes que estamos viviendo ahora mismo, pero puede que Marc Webb haya realizado un buen trabajo. Lo malo es que tendremos que esperar hasta el próximo 3 de julio que llega a Estados Unidos para poder comprobarlo.