Por desgracia mucha gente que The Nightmare Before Christmas fue dirigida por Tim Burton, la verdad es que fue Henry Selick quien se encargó de ello mientras que Burton se ocupaba de las labores de producción Desde 1993 Selick ha dirigido otras películas como James and the Giant Peach o Monkeybone pero su nombre volvió a estar en boca de todo el mundo por Coraline (2009), adaptación de la novela homónima de Neil Gaiman publicada en 2002. El éxito de Coraline fue enorme, tanto la crítica como el público respondieron positivamente ante la historia, y la película estuvo nominada a varios premios como los Globos de Oro, los BAFTA o los Oscar. La experiencia debió ser positiva tanto para Selick como para Gaiman, así que el director norteamericano ha sido elegido por Disney para dirigir la adaptación cinematográfica de The Graveyard Book, otra obra de corte fantástico escrita por Gaiman y que tiene toques, al igual que Coraline, muy macabros y desasosegantes.

En principio se había anunciado que sería el cineasta Neil Jordan el responsable de esta adaptación pero Selick le ha arrebatado el puesto. Se presupone que el director de Coraline se incorpore al proyecto una vez termine su ultrasecreto trabajo con Pixar. Cuando The Graveyard Book aún estaba en manos de Jordan se hablaba de hacer la película en imagen real pero estando Selick al mando lo más lógico es que estemos ante otra película en stop-motion.

The Graveyark Book (El libro del cementerio ) cuenta la historia de Nadie Owens un niño que, tras el asesinato de su familia, es criado y protegido por los fantasmas y demás seres fantásticos que viven en el cementerio de su ciudad. Nadie vive a caballo entre el mundo de los vivos y de los muertos, con el tiempo aprende ciertas habilidades mágicas propias de los fantasmas pero nunca abandona el cementerio porque más allá de sus muros acecha el peligro. El cruel asesino que acabó con su familia le sigue buscando y no descansará hasta finalizar su misión.

La idea de que dos mentes tan brillantes y creativas como las de Gaiman y Selick vuelvan a colaborar me encanta. El libro del cementerio es una historia que se adapta a la perfección a los parámetros visuales de Selick y del stop-motion, de la misma manera en que Coraline lo hacía. Tendremos que esperar algún tiempo para ver como se desarrolla esta adaptación pero mientras aquellos que no han leído el libro pueden matar el tiempo y la curiosidad conociendo a Nadie Owens y a los habitantes del cementerio.

Foto: io9