Antes de nada, para todos aquellos que vean el título de la película, decirles que no se trata de esa gran obra realizada por Bong Joon-Ho, aunque también se puede englobar dentro del género de terror. Esta vez se trata de una película norteamericana, que está más cercana a Invasion of the Body Snatchers que a la cinta sur-coreana.

La idea inicial de The Host fue creada por Stephenie Meyer. Seguro que os suena el nombre, y sí, se trata de la escritora que también creó la saga Twilight. Esta vez se deja de vampiros y hombres lobo para pasarse a la ciencia ficción pura y dura. La historia nos habla de unos seres alienígenas que llegan a la Tierra y comienzan a poseer los cuerpos de todos los seres humanos. Esto no es nada nuevo, puesto que en los años 50 ya se explotó esta idea. Sin embargo Meyer propone dos novedades:

  • Por un lado estaría las intenciones de los extraterrestres, que se dedican a poseer los cuerpos para acabar con las guerras y el hambre que asolan nuestro planeta. Así, al controlar a los seres humanos, consiguen establecer una utopía que actualmente parece imposible.

  • Por otro lado estará la historia de la protagonista, interpretada por Saoirse Ronan, que será la línea argumental más importante de la película. Al parecer este personaje no facilitará la posesión de su cuerpo, y se dará una lucha interna entre sus sentimientos y la fuerza del extraterrestre por quedarse con el personaje. Wanderer, la encargada de invadir el cuerpo de Melanie, se involucra tanto en esta posesión que termina enamorándose del mismo personaje que la protagonista, por lo que se crea una historia de amor a tres bandas y entre seres de distintos planetas. Vamos, la vuelta de tuerca más exagerada.

La verdad es que la película no promete demasiado, sobre todo teniendo en cuenta que las raíces de la historia están más que explotadas (que se lo digan a Nicole Kidman y su cinta de 2007) y también porque todo apunta a que será un pastelazo que intentará nutriste de un género como la ciencia ficción para darle un mayor interés.

De momento poco podemos adivinar de cómo será la película, puesto que el primer avance tampoco muestra demasiado, pero espero estar equivocado y que Andrew Niccol haya conseguido explotar de una manera decente la obra original. Saldremos de dudas con posteriores avances, y definitivamente el 29 de marzo de 2013 cuando llegue a las salas.