Tras participar en filmes como The Ghost Writer, The Sixth Sense, An Education, Dollhouse o Rushmore, Olivia Williams es una de las últimas incorporaciones al reparto de The Seventh Son, que se completaría con las presencias de Julianne Moore, Ben Barnes, Alicia Vikander, Kit Harington y Jeff Bridges, quien interpretaría a un viejo exorcista de una pequeña localidad en el año 1700. Se trata de la adaptación cinematográfica de The Last Apprentice, la primera de una serie de novelas de Joseph Delaney aglutinadas bajo el título genérico de The Wardstone Chronicles.

Considerado literatura infantil para algunos, mientras que para otros va más destinado al público adolescente maduro, estamos ante un atractivo proyecto con posibilidades de acaparar el desperdigado público de franquicias como las de Harry Potter, o The Twilight Saga, cuyo final veremos este mismo año. Aunque tendrá que plantar cara a otros títulos con el mismo propósito como pudieran ser John Carter o The Hunger Games. De entrada, parece que la primera estrategia para alejarse de asociaciones negativas haya sido la de cambiar el título de la película cuya novela que adapta se llama The Last Apprentice, pero que se cambia por The Seventh Son, quizás para evitar vinculaciones con aquel fracaso de Disney, The Sorcerer's Apprentice, con la que guarda algún que otro punto en común.

La película está dirigida por el cineasta de origen ruso Sergey Bodorv, cuya última película estrenada fuera Mongol, pero que no es la primera vez que aborda el rodaje de una película internacional pues fuera guionista de filmes como Somebody to Love o Est - Ouest, así como responsable de títulos como Running Free, The Quickie, Bear's Kiss o Nomad. A continuación la sinopsis de la novela:

No abras la puerta a nadie. No dejes que la vela se apague. Cuando llegue la medianoche baja al sótano… el Espectro ha llegado. Thomas Ward tiene trece años, es el séptimo hijo de un séptimo hijo y vive feliz en una granja junto a sus padres, su hermano y su cuñada embarazada. Todo cambia cuando, una tarde, viene a buscarlo un Espectro para llevárselo como aprendiz. Junto a él deberá enfrentarse a criaturas malignas: brujas, boggarts, espíritus y aparecidos.

Thomas no quiere marcharse pero su madre, que tiene poderes ocultos, insiste en que ésa es su obligación y su misión en el mundo. Así pues, no tiene más remedio que obedecer. Durante su aprendizaje, Thomas descubre los secretos del espectro, se somete a pruebas terroríficas (como pasar una noche solo en una casa encantada) y recibe valiosos consejos (nunca te fíes de las niñas con zapatos de punta).

Todo marcha bien hasta que Alice, una chica del pueblo, se cruza en su camino. Es la sobrina de la bruja Lizzie la Huesuda y engatusa a Thomas para que libere de su prisión a Madre Malkin, una malvada hechicera. Desde ese instante, las cosas se ponen muy díficiles para el joven e incluso para su familia. El aprendiz del Espectro te llevará de la sonrisa al escalofrío sin que puedas dejar de leer. Sólo una recomendación: procura no hacerlo después del atardecer...