Luego de 12 años volvió Billy Crystal a la gala de los premios Oscar y aunque ha sido bastante criticado por una performance apenas correcta que otros han tomado directamente como aburrida, lo cierto es que hemos tenido una noche mucho más entretenida que aquellas dos últimas a cargo de Steve Martin y Alec Baldwin en el 2010 o, aun peor, aquella con James Franco y Anne Hathaway a la cabeza el año pasado. Sacando las insufribles publicidades, mucho más largas que los propios bloques de entregas, los premios han transcurrido dinámicamente con algunos momentos para destacar desde la propia alfombra roja.

Esta recopilación surge no solo de momentos totalmente inesperados, como aquel a cargo del siempre polémico Sacha Baron Cohen, sino de aquello que fue tema de millones de usuarios en distintas redes sociales. Esta fue una entrega que supo aportar lo suyo y aquí hacemos nuestro pequeño recuento de los 10 momentos de los que seguramente oirán hablar por un tiempo.

10. Moda Ecológica

Es inevitable hablar de los mejores o peores vestidos de la entrega, pero ciertamente pocos sabrán que Missi Pyle, quien interpretara a Constance en The Artist ha usado un vestido diseñado por Valentina Delfino hecho de seda orgánica, teñido a mano con pigmentos minerales y con polyester reciclado. Una verdadera eco-moda a la que Cameron Diaz se hizo eco expresando:

En última instancia,la alfombra roja no solo se trata de vestidos hermosos. En realidad se trata de dar a conocer el hecho de que podemos ser amables con el planeta y aún así llevar algo realmente magnífico - y todavía más, para que la gente piense acerca de la huella que el carbono deja en la ropa de todos los días.

9. La pierna de Angelina

De por sí Angelina Jolie siempre causa sensación, pero si antes siempre fueron sus carnosos y seductores labios quienes llamaban la atención, esta noche fue su pierna derecha gracias al diseño de su vestido negro. Tal es así que algún chistoso se armó una cuenta en twitter con el nombre de @AngiesRightLeg, la cual consiguió con apenas 17 Tweets de por medio más de 10.000 seguidores!

8. El accidente de Jennifer?

Si bien las opiniones están divididas entre aquellos que aseguran haberlo visto y aquellos que no, lo cierto es que el tremendo escotazo del vestido de Jennifer Lopez pudo bien haber dejado al "aire" un indiscreto pezón peleando por asomar ante cámaras. Y aunque nos queden dudas, cierto es que fue sospechosa la repentina "muestra de espaldas" y risitas de esta con su compañera Cameron Diaz al momento de presentar justamente el premio a Mejor Vestuario.

7. A la salud de Scorsese!

Siguiendo el tono de humor impuesto en la entrega de los Golden Globes, Rose Byrne y Melissa McCarthy bebieron varios tragos a la salud del director cada vez que alguien pronunciaba desde la platea su nombre. Si había que poner toques de humor no podía ser en otras manos que en las responsables de Bridemaids.

6. La frescura de Emma Stone

¡Vaya! que si tendrían que tener en cuenta a alguien para reemplazar a Crystal, esa podría ser la adorable Emma Stone, la protagonista de The Help junto a Ben Stiller presentó el premio a Mejores Efectos Visuales parodiando todos los tópicos posibles, desde el canto hasta la alusión a Stiller maquillado de azul, para expresar su emoción ante su primera vez como presentadora en el Oscar. Si ya tenía a unos cuantos enamorados, twitter y facebook explotaron en comentarios de adoración tras su entusiasta aparición.

5. Uggie en el escenario

Si hay una actuación que haya causado un verdadero aluvión de ternura, esa fue la de Uggie, el perro estrella de The Artist que muchos imploraban ver en el escenario si se hacían con el premio mayor. Pues satisfechos se mostraron unos cuantos cuando efectivamente entre la troupe del film también apareció el simpático can. De más está decir que las redes sociales también estallaron en manifestaciones de amor hacia la mascota de Valentin y hasta muchos bromearon con que es ella quien debería haber ganado realmente la estatuilla.

4. La gracia de Plummer

Plummer se convirtió anoche en el tercer octogenario en ganar un premio de la Academia. A los 82 años reemplazó a George Burns, quien lo ganara a los 80 por The Sunshine Boys, pasando a ser el ganador más viejo de un Oscar. En esos tres también se encuentra Jessica Tandy quien ganara a los 80 una estatuilla por Driving Miss Daisy. Lo mejor, las palabras que durante su discurso de agradecimiento dirigiera a la propia estatuilla:

Apenas eres dos años mayor que yo, ¿dónde has estado toda mi vida?

3. Las lágrimas de Spencer

Creo que no he parado de oír y leer cuánto emocionó el premio que Octavia Spencer recibió por su actuación en The Help. Un premio casi cantado por ser una de las favoritas y que la dejó sin palabras. Apenas pudo tartamudear entre lágrimas un verborrágico agradecimiento a su familia y a aquellos que le dieron una oportunidad dentro del mundo del cine.

2. Finalmente Meryl

Toda una dama de hierro realmente fue Meryl Streep para soportar estoicamente 12 nominaciones sin llevarse la estatuilla desde que ganara en 1982 una por Sophie's Choice. 17 nominaciones en total de las que ganó solo tres conviertiéndose en una de las más nominadas de la historia del cine. Su agradecimiento, tan emotivo como el de Spencer aunque sin tantas lágrimas, fue honesto y directo; entre las cosas que expresó:

Sé que ya no volveré a subir aquí.

Sin embargo muchos ya claman por un cuarto premio! Es que Meryl, siempre será Meryl y no hay mejor ejemplo de lo que habrá vivido que esa cara de "ya está" que tiene en la foto de arriba.

1. Las Cenizas de Kim Jong-il

A pesar de las advertencias que le hicieran los organizadores a Sacha Baron Cohen sobre venir caracterizado como su próximo personaje de The Dictator, advertencias obvias pues no es evento para andar haciendo todos publicidad de lo que vendrá, el actor hizo caso omiso de las mismas y ahí fue engalanado con su traje del General Aladeen. Pero no solo eso, sino que llevaba en sus manos una urna funeraria con las supuestas cenizas de otro dictador que desparramó 'accidentalmente' encima del traje del pobre Ryan Seacrest quien soportó heroicamente la insensatez del actor que posteriormente fue 'invitado' por los de seguridad a seguir su vía por la alfombra roja. El enviado de E expresó que algo se veía venir pero ciertamente no imaginó que a tanto llegaría Cohen con su 'representación'. Y a pesar de ponerle buena cara al asunto no pudo evitar responderle con cierta falsa gracia a su compañera cuando esta apuntó que debería sentirse afortunado de ser el centro del momento más memorable de la noche:

¿Crees que soy afortunado? ¿Es esta una visión de la suerte?

Fotos: Getty Images