Parece que el nuevo proyecto de Steven Soderbergh, antes llamado The Bitter Pill, ahora Side Effects, enfrenta algunos contratiempos preocupantes. El film, escrito por el mismo guionista de Contagion, Scott Z. Burns, iba a ser producido por Annapurna Productions y distribuido por Open Road, mismo distribuidor de The Grey, luego de ser rechazada por Summit. Pero ahora la productora se ha echado atrás por razones no del todo claras haciendo pender de un hilo el resto del reparto ya confirmado, entre ellos, Channing Tatum, Blake Lively y Jude Law.

The Playlist asegura que gracias a fuentes confiables la razón podría venir por la decisión del director de mantener a Lively en la película. Y si bien no da más datos, Slashfilm intuye que podría relacionarse con el poco éxito de Green Lantern. Así mismo informa que habiendo resistencia por parte de otros posibles productores por la actriz, nombres como el de Rooney Mara, Michelle Williams, Emily Blunt e Imogen Poots están siendo barajados para su reemplazo.

Mientras Variety dice que a pesar de que Annapurna se retire del proyecto que comenzaría a filmarse en Abril, Open Road sigue como firme distribuidora aun cuando, como dijeramos, el reparto quede en una especie de veremos. Como si fuera poca la confusión, Deadline asegura que los actores aun siguen involucrados en el film y agrega que Catherine Zeta-Jones, quien ya ha trabajado con Soderbergh en Traffic y Ocean's Twelve, se une a este drama médico.

Sobre los personajes, Zeta-Jones será la Dra. Erica Siebert. Lively interpretará a una problemática paciente depresiva que está ingiriendo increíble cantidad de medicamentos y que terminará con una relación con otro doctor interpretado por Law. Su internación la ayudará a lidiar con la ansiedad que la domina por la posibilidad de liberación de su marido (Tatum) preso.

Lively es la única del reparto que no ha trabajado anteriormente con este director en el pasado. Law lo hizo en la reciente cinta Contagion mientras Tatum apareció en Haywire y prontamente también en Magic Mike que estrenará este año. Otro de los que posiblemente integren la cinta y que ya ha trabajado con Soderbergh, sería Michael Douglas como otro de los doctores de Lively.

En cuanto al guión, este se focalizará en el mundo de la farmacología y cómo las distintas drogas que consume el ser humano pueden afectarle su mente. Como sabemos no hay director más obsesionado por este tema que el propio Soderbergh.