Patty Jenkins y Natalie Portman

La noticia de la confirmación de Patty Jenkins para dirigir Thor 2 nos llegaba como una verdadera sorpresa por tratarse de la primera vez que una mujer se hiciera con la dirección de un film de superhéroes. Pero a principios de mes, The Hollywood reporter anunciaba que por "diferencias creativas" la directora de Monster se alejaría del proyecto tal cual lo hiciera ya Kenneth Branagh, director de la primera película.

Hasta ese momento, Marvel no prestaba declaración alguna mientras que Jenkins, en un comunicado especial para THR expresaba:

La he pasado estupendo trabajando para Marvel, nos separamos en buenos términos y estoy ansiosa por trabajar con ellos nuevamente

Lo que parecía una normal diferencia de opiniones que tantas veces produce el alejamiento de un director con un proyecto, ahora es un conflicto que arde tras el enojo que provocó en Natalie Portman la noticia de que Jenkins ya no participaría del proyecto. La joven actriz ganadora de un Oscar este año por Cisne negro, se enteró de la noticia a través de los medios e instó al estudio a reconsiderar su decisión ya que, según informó ayer el mismo diario Portman habría aceptado volver a Thor 2 por estar Jenkins involucrada y sentirse orgullosa de haber abierto la puerta a una mujer para participar en la dirección. Lo cierto es que más allá de lo que manifieste, Portman está obligada por contrato a permanecer en la segunda entrega del film.

Por su parte, Marvel asegura ahora estar trabajando más intensamente para suavizar la situación, involucrando a la actriz en las discusiones sobre quién debería reemplazar a Jenkins. La verdadera causa sobre por qué el estudio habría decidido desechar a Jenkins del proyecto no se sabe con seguridad, pero según dicen, existen fuentes confiables del lado del estudio que aseguran que Marvel esperaba que la directora se mostrase más decisiva y clara de ideas con el film, y comenzó a temer por un rodaje dificultoso y, por ende, un posible retraso en el estreno pautado para Noviembre del 2013.

Mientras, un allegado a Jenkins asegura que fue Marvel quien se mostró poco claro al contratar a una directora que durante las negociaciones había expresado con total soltura su idea del film hasta el punto de pensar que no la contratarían en absoluto. Se especula que Marvel finalmente no se sentía seguro de poder alcanzar sus metas creativas con una directora que no contara con verdaderas superproducciones a cuestas.

Patty Jenkins manifestó que respeta la decisión de Marvel y que le gustaría que la tuviesen en cuenta para futuros proyectos ya que no interpreta que todo haya sido causado por una cuestión de género. En el mientras tanto, Marvel baraja los nombres de Daniel Minahan y Alan Taylor, directores en su momento de episodios de la popular serie Juego de Tronos, para su reemplazo.