Ray Bradbury está de enhorabuena, pero no sólo porque hoy mismo cumpla noventa y una primaveras, sino porque el viernes pasado le hacían "el mejor regalo de cumpleaños que podía pedir", según sus propias palabras que publicaban en The Hollywood Reporter, y que consistía en la confirmación de la adaptación al cine de su novela semi-autobiográfica "Dandelion White", que publicada en 1957, se centra en las experiencias que un adolescente de doce años viviera en 1928, en un pequeño pueblecito, en el que será un verano que recordará toda su vida. ¿Alguien más está pensando que podría ser a las adaptaciones de Bradbury lo que "Stand By Me" fue para las de Stephen King?

Ese es el mejor regalo de cumpleaños que podía pedir. ¡Hoy, he vuelto a nacer! Dandelion Wine es mi obra más profundamente personal y me trae recuerdos de alegría y de terror. Esta es mi propia historia de cuando era un adolescente y la magia de un verano inolvidable que todavía tiene un poder místico sobre mi.

Palabras del entusiasmado Bradbury que une fuerzas para producir la película junto con Mike Medavoy, cuyos últimos trabajos han sido "Shutter Island" y "Black Swan", y que se encuentra actualmente inmerso en el proceso de producción de "What to Expect When You're Expecting". Se encarga de la adaptación cinematográfica un tal Rodion Nahapetov, cineasta ruso que además de haber desarrollado una curiosa carrera como actor, también cuenta en su haber con un seis guiones para algunas de las películas que él mismo ha dirigido, como "Contamination" o "The Blood of Success", pero de las que no he visto ninguna, por lo que no podría utilizar mis dotes de clarividencia ni para atreverme a decir que además de escribir el guión podría acabar dirigiendo la película, ni para saber si su adaptación hará justicia a la obra de Ray Bradury. Aunque lo cierto es que sus novelas deben haber sido muy populares en Rusia, donde se han realizado, al menos, cuatro adaptaciones de sus obras.

El caso es que en los últimos meses han aparecido noticias de otras adaptaciones de Bradbury, precisamente, de sus obras más conocidas: "The Martian Chronicles", de la que Paramount Pictures lleva ya un tiempo intentando realizar una adaptación cinematográfica y "Fahrenheit 451", en la que Frank Darabont estuviera involucrado, pero de la que nunca se supo. A ver si tenemos suerte y prospera esta última adaptación que se sumaría a una lista de adaptaciones cinematográficas del autor estadounidense, que siempre vinculadas a la ciencia-ficción se han visto traducidas a imágenes en filmes de serie B como "It Came from Outer Space" o "The Beast from 20.000 Fathoms", la magnífica adaptación que François Truffaut realizara de "Farenheit 451", el clásico de Jack Clayton, "Something Wicked This Way Comes", o la película de animación "Little Nemo: Adventures in Slumberland".