Luego de haber visto el primer tráiler del proyecto, creo que muchos de nosotros quedamos impresionados por lo que se venía por parte de varios de los nombres que en los últimos tiempos han encantado la gran pantalla con excelentes comedias. Sí, claro, estamos hablando de Judd Apatow, Seth Rogen y, si me lo permiten, Joseph Gordon-Lewitt, quien más allá de haber participado en proyectos como "500 Days of Summer" (2009) también tiene su antológica participación dentro del cast de "Third Rock From the Sun" (1996). Ahora contamos con el segundo tráiler de esta esperada cinta, "50/50".

Para los desorientados, la cinta cuenta la historia de Adam, un joven que descubre a sus 27 años que posee un tumor cancerígeno. Frente al descubrimiento y confiando en uno de sus mejores amigos, interpretado por Seth Rogen, comienza una lucha contra la enfermedad que confirma esto de que no hay que dejarse vencer y que, claro está, la mejor lucha que se pude establecer contra este terrible tipo de padecimiento proviene desde el humor. Estas cosas las adivinamos por el tráiler y no sabemos cuál es el resultado final, pero creo que la idea es generar una película que, sin golpes bajos, hable acerca de la enfermedad sin ningún tipo de tapujos, desde un humor consciente y medular: realmente, una apuesta que respeto muchísimo.

Lo interesante de ver este tipo de películas es que va dibujando un panorama, casi cinco años después, del camino que están tomando todos estos nombres ligados a la nueva comedia norteamericana. Ayer hablábamos de la nueva película de Jonah Hill, "The Sitter"; también tenemos la aparición de una película producida por Apatow, "Bridesmaids", la cual ha aparecido en diversos lugares y que ya tiene el correspondiente comentario y crítica de Luis: todas estas películas nos muestran hacia dónde están yendo tantas y tantas personalidades que en los últimos años han brillado en la gran pantalla.

Les dejo el tráiler para que puedan verlo y dar su opinión particular: estoy muy contento, entre muchas otras cosas, por el hecho de que el trabajo de Joseph Gordon-Lewitt vuelve nuevamente a ponerse en consideración por parte de un espacio crítico que no lo había tenido en cuenta durante mucho tiempo: esperemos verlo en más películas, volviendo a confirmar esa sospecha que teníamos cuando lo veíamos en la pantalla chica.