El concepto de cultura pop es bastante complejo. Está ahí, existe. Nosotros no podemos decir si algo es culturalmente popular o si de verdad no debería ser catalogado como tal. La vida lo hace. El conjunto crea la leyenda. Por eso cintas como “Back to the Future”, “Pulp Fiction” o “An American Werewolf in London", de la cual les voy a hablar ahora, forman parte de ella. Se requiere tiempo, se requieren diferentes puntos de vista y crecer con una aprobación o rechazo generalizado. Hay que entender que, a veces, grandes obras de cine pop son, más bien, cintas de no muy buena calidad, pero que marcaron una época. En eso radica la magia de la cultura pop. Pero bueno, ¿a qué va todo esto? A que precisamente hoy se cumplen 30 años del estreno oficial del hombre lobo americano.

Por ahí por 1981, John Landis, quien años más tarde dirigiría esa maravilla llamada "Coming to America", estrenó la cinta que hoy nos convoca y que, con el paso de los años, se ha convertido en una película de culto para muchos aficionados al cine de terror. La trama cuenta la historia de un par de amigos que están vacacionando con sus mochilas al hombro. Una noche, llegan a una extraña taberna, donde son advertidos que deben tener cuidado con las lunas llenas y nunca alejarse del camino. Pasado un instante, se sienten extraños ruidos y empieza la acción. Uno de los chicos es asesinado por una criatura. Una extraña criatura.

Los detalles, prefiero dejarlos en el tintero. Creo que todavía hay mucha gente que no ha visto esta cinta. Hay que respetar eso y dejarlos maravillarse. Lo que hay que dejar claro es que, a pesar de todo lo terrorífica que pueda resultar la cinta, el tema del hombre lobo, la historia del amigo muerto que revive y todas esas cosas; la cinta tiene un muy bien sentido del humor, el cual le entrega al relato mucha más credibilidad y cercanía con la audiencia. De hecho, en muchas ocasiones ha sido calificado como una cinta de culto, como se los mencioné anteriormente y eso, señores, no es algo que se otorgue solo o tenga que ver con la opinión de un crítico; tiene que ver con las opinión popular, la cual, en este caso, jugó bastante a favor.

Aquí las temáticas son variadas y ése es otro punto interesante a tratar. La pérdida de la amistad, las encrucijadas de no saber qué hacer, la loca juventud y muchas otras cosas. Parecen temas sencillos, pero, en una cinta como ésta, se convierten en armas de doble filo, donde hay que saber qué decisiones tomar para que las situaciones no se salgan de control. Todos queremos conseguir algo, pero, al parecer, hay que sacrificar algo para tenerlo.

Entre las cosas más destacables, está el hecho de que, según muchos medios, incluida la gran Entertainment Weekly, “An American Werewolf in London" cambió la forma en que el maquillaje de películas de horror debía funcionar. Los premios llegaron y el público estuvo contento. Aquí hubo revolución, tanto de relato, como de técnica. Esto va mucho más allá de una simple apreciación de obra de arte; acá hay técnica, cultura, innovación y revolución. Algo que no muchas películas de la época pueden jactarse de tener.

Como dato pop, es bueno destacar que incluso artistas como el fallecido Michael Jackson han dado buenas críticas acerca de la cinta, de hecho, la estrella de la canción dijo que, gracias esta película se animó a trabajar con Landis para futuros videos promocionales, tales como Thriller o Black or White.

Sin duda, ésta es una cinta que seguirá pasando de generación en generación. De hecho, hace un par de años se encuentra en carpeta la idea de un remake, cosa que no se ha llevado a cabo, pero sólo por temas de agenda. Hay que decirlo, es mucho mejor que no se haga y que las cosas queden así. Generalmente, no es muy bueno intervenir con lo que ya es un éxito. La cultura pop no se debe profanar, mucho menos este tipo de cosas. Lamentablemente, se hace y nos deja un malísimo sabor de boca.

Después de todo esto, salta una duda. ¿Qué fue de la gente tras esta cinta? Lamentablemente, ni David Naughton ni Griffin Dunne tuvieron carreras muy productivas tras la cinta. Sólo fueron parte de algunas series, pero en papeles no muy importantes, parece que, al menos en esta vereda, el éxito no fue tanto como se esperaba.

¿Qué dicen ustedes? ¿La vieron? ¿Les gustó? ¿Es parte de su colección personal de imperdibles del cine?