El próximo estreno de "Mr. Popper's Penguins" no va a ser una tímido retorno de Jim Carrey al tipo de comedias disparatadas que le hicieran famoso, sino que parece que la ha servido para tomar carrerilla pues tal y como él mismo confirmaba a Coming Soon, el protagonista de filmes como "Bruce Almighty" o "Dumb and Dumber" podría estar preparando, no una, sino dos secuelas sobre estos dos mismos largometrajes.

Estamos hablando sobre quizás volver sobre alguno delos viejos personajes sobre los que todo el mundo ha estado preguntando (…). está "Bruce Almighty" y estamos hablando sobre hacer quizás otro "Dumber and Dumber".

Estrenada en 1994 y dirigida por unos desconocidos Bobby y Peter Farrelly, por aquel entonces, Jim Carrey hacía pareja cómica junto a Jeff Daniels en "Dumb and Dumber", una de sus comedias más características. Realizada en 2003, y dirigida por Tom Shadyac, "Bruce Almighty" fue todo un éxito internacional que recaudó 485 millones de dólares fuera de los Estados Unidos. Ambos filmes han sido ya objeto de algún tipo de secuela, aunque sin incluir a Jim Carrey, por un lado estaba "Evan Almighty", una especie de spin-off protagonizado por Steve Carrell, y por otro la precuela de la película de los hermanos Farrelly: "Dumb and Dumberer: When Harry Mel Lloyd".

El cambio de registro no le ha ido nada mal al actor canadiense con películas como "The Truman Show", "Man on the Moon" o, sobre todo, "Eternal Sunshine of the Spotless Mind". Soy el primero en reconocer que estas tres películas me hicieron reconsiderar mi postura con respecto a la capacidad del actor. Pero lo cierto es que este último lustro no ha sido muy próspero en una carrera que le ha llevado del terror gótico de "The Number 23" al drama carcelero con aspiraciones gay friendly de "I Love You Phillip Morris", incluyendo la discreta comedia "Yes Man", y sus incursiones en le mundo de la animación, poniendo voces a películas como "Horton Hears a Who!" y "A Christmas Carol".

Si en los inicios de su carrera, el actor cómico siempre se negara a abordar secuelas de sus numerosos éxitos comerciales ---de hecho, las dos mencionadas no fueron excesivamente bien recibidas---, ahora parece que la falta de éxitos como los de antaño le ha llevado a reconsiderar su postura. ¿Sería su ausencia de ambos proyectos la causa de su bajo rendimiento en taquilla o el hecho de que ninguno de ellos estuviera asociado a los directores de las originales? ¿Pagarías por ir a verlas o esperarías a que las pasen por televisión?