Hace algo más de sesenta años que fuera publicada The Martian Chronicles, la colección de relatos cortos de Ray Bradbury que, junto a Fahrenheit 451, que fuera llevada al cine por François Truffaut, constituyen lo más conocido de la magnífica obra de este escritor estadounidense que Paramount se propone convertir en película, según informa The Hollywood Reporter.

Publicado en 1950, The Martian Chronicles, fuera la primera obra publicada de Ray Bradbury- un conjunto aparentemente inconexo sobre la colonización del planeta naranja por parte de los humanos, que tendría lugar a principios del siglo XXI. Como en las mejores obras de ciencia ficción, Ray Bradbury aprovecha este distanciamiento espacial y temporal para hablar de su propia sociedad, la de los años cuarenta, época en la que está escrito el libro, abordando temas como el racismo, la guerra y la insignificancia del hombre frente a la naturaleza y el universo.

Aparte de un miniserie realizada por NBC y la BBC en 1980 teniendo a Rock Hudson y Bernadette Peters como protagonistas, tan sólo Universal se había interesado posteriormente por adquirir los derechos de adaptación al cine. Uno de los primeros nombres que se interesaron en producir el proyecto fue, como no podía ser de otra manera, Steven Spielberg. De hecho los guionistas Michael Tolkin y John Orloff estuvieron tratando de dar forma al proyecto, pero todo quedó en nada.

Parece ser que a principios de año Paramount ya se interesó por el proyecto y si por un momento he llegado a pensar que se habría desvinculado del proyecto un productor que estaba implicado desde junio del año pasado: John Davis, la verdad es que lo sigue comandando. Lo que me lleva a prevenirles por si alguno de ustedes ya se estaba haciendo ilusiones sobre "The Martian Chronicles", pues me parece que igual cambian de opinión cuando les diga que, si bien fuera uno del los productores que iniciara las franquicias de "Predator" y "AVP: Alien vs. Oredator", también iniciara las de "Doctor Dolittle" o "Garfield". Y a pesar de que entre sus logros podamos encontrar filmes como "Shattered", "The Firm" o "That Film Called Love", el año pasado estrenó bodrios insufribles como "Marmaduke", "Predators" y "Gulliver's Travels".

Quizás podamos albergar un poco de esperanza si tenemos en cuenta que, a pesar de un desigual resultado, a lo largo de su trayectoria ha demostrado su interés por la ciencia ficción a través de filmes como "Fortress", "Waterworld", "Paycheck" o "I, Robot". Confiemos en que la diferencia estará en el director al que ponga al mando del proyecto. Por el momento se desconoce si hay algún guionista con las manos en la masa.