Luca Miniero nos ofrece con "Benvenuti al Sud" una adaptación de la película francesa "Bienvenue chez les Ch'tis", que fuera un éxito de público en 2008. ¿Por qué?

Esa es la primera (y única) pregunta que me planteo tras la proyección. ¿Por qué si tanto criticamos al cine de Hollywood por hacer remakes, nos llega entonces un director europeo y nos vende en italiano una película que ya vimos en francés? Porque espera hacer la misma recaudación que hiciera en Francia la película de Dany Boon, dirán algunos. Indudablemente, en Italia lo ha conseguido, por eso ahora se lanza a conquistar el mercado internacional.

Quizás si la película de Luca Miniero fuera graciosa, divertida y solventara las carencias que tenía su predecesora, tendría sentido ver "Benvenuti al Sud" pero el hecho es que donde aquella ya era simple, vulgar y aburrida, esta no es que sea más de lo mismo, es que resulta notablemente inferior, pues si ya viste la otra y te aburrió como a mi, esta te va a aburrir mucho más.

Ni las interpretaciones, ni la dirección, ni la fotografía, ni la banda sonora, ni nada que justifique la realización de una película innecesaria. ¡Qué me estás contando! ¿Que el guionista es el mismo que el de "Gomorra"? No doy crédito. ¿Tan necesitado está Massimo Gaudioso que acepta un trabajo de traductor? porque lo único que cambia es Norte por Sur y francés por italiano, lo demás es calcado, con puntos y comas.

Sí, Valentina Lodovini está muy guapa, muy mona, muy sexy. Pero me aburrí tanto en la película que ni esperé al photocall ni la rueda de prensa. Preferí abortar los impulsos agresivos que tan soporífero bodrio produjo en mi estado de ánimo.
1 estrella