Si alguna de las categorías de los premios Oscar resulta especialmente interesante para el espectador internacional es, probablemente, la que reconoce el cine que se ha rodado en lengua extranjera, o no inglesa. Lo cierto es que el simple hecho de que una película esté nominada en esta categoría, automáticamente le abre las puertas a la distribución internacional. Muchas veces sucede incluso independientemente de que obtenga o no la estatuilla.

Alguno me dirá que pasa lo mismo con las demás películas nominadas. Bueno no con todas. Quizás no hubieran tenido la misma carrera películas como "Animal Kingdom" o "Winter's Bone", por independiente, pero el resto de las películas nominadas, ¿no se hubieran estrenado igualmente en casi todo el mundo con o sin nominación?

Quizás por ello siempre me ha parecido un tanto peyorativo aquello de películas rodadas en lengua extranjera, dado que aunque sean extranjeras para los estadounidenses, las que están rodadas en inglés sí pueden optar a cualquier categoría, como sucede este año con, precisamente, "Animal Kingdom". Aunque este año tampoco es que nos podamos quejar porque Javier Bardem está nominado al Mejor Actor por una película rodada en lengua extranjera.

Sí claro, pero Alejandro González Iñárritu ya ha rodado dos películas en inglés ---o al menos en su mayor parte---, y el protagonista de "Biutiful" ya ha estado nominado anteriormente, siendo esta la primera vez que está nominado en su lengua materna pues he de recordar que, a pesar de que "Before Night Falls" recreaba la vida del escritor cubano Reynaldo Arenas, estaba rodada en un patético inglés.

Tampoco es cuestión de ponerse farrucos, al fin y al cabo la Academia es como un club privado en el que entra quien ellos quieren y como quieren. Una de las maneras de entrar en su club es, precisamente, estando nominados en cualquiera de las categorías, como sucede este año con cineastas de países como México, Grecia, Dinamarca, Canadá o Argelia, que tienen sus películas nominadas. Vaya por adelantado que no he podido ver las cinco películas, por lo que mi opinión será moderadamente subjetiva.

  • "Biutiful" (México) Alejandro González Iñárritu

No sólo he visto la cuarta película de Alejandro González Iñárritu, sino que me pareció espléndida. Ciertamente el cineasta mexicano no necesitaba esta nominación porque su película, aparte de haber optado al premio equivalente en otros premios como los Globos de Oro o los Bafta, hiciera su despegue en el pasado festival de Cannes obteniendo la Palma de Oro a la Mejor interpretación para Javier Bardem.

Co-producida entre México y España, "Biutiful" relata el viaje interior que sufre Uxbal (y nosotros con él) en su búsqueda de perdón y redención, una vez comprende que va a morir y tras una vida aprovechándose de los más débiles y desfavorecidos. Todas las películas de González Iñárritu han estado nominadas. Si "Babel" obtuvo siete nominaciones, incluyendo Mejor Director y Película, "21 Grams" lo estuvo como Mejor Actor y Actriz de Reparto, además de haber estado "Amores perros" nominada en la misma alegoría que "Biutiful". Queda claro pues que a la academia de cine de Hollywood le gusta el cineasta mexicano.

Si consternado me quedé cuando vi esta magnífica obra de Giorgos Lanthimos, petrificado estaba cuando leí que habían nominado su película. No por buena o mala, que me parece excelente, sino por arriesgada. Nunca hubiera imaginado que los académicos de Hollywood ---de los que siempre se dice que predominan los miembros demasiado mayores, causa de ese beneficio por obras de corte más clásico---, se hubieran fijado en esta fábula política, social y/o filosófica en la que un padre y una madre someten a sus hijos a un deliberado encierro privándoles de libertad y de conocimiento.

Coleccionista de premio en muchos de los festivales por los que ha pasado, celebro que esta película griega pueda disfrutar de una mayor distribución internacional pues, aunque a algunos les pueda parecer terrorífica, absurda o hasta desagradable, lo cierto es que nadie se queda impasible ante una situación que se da con mayor frecuencia de o que pudiera desearse.

La cineasta danesa Susanne Bier también es habitual de festivales como el de Cannes o el de San Sebastián, en el que obtuviera la Concha de Oro por "Elsker dig foro evigt (Te quiero para siempre)". También estuviera anteriormente nominada para un Oscar, por "Efter brylluppet (Después de la boda)". Título que precisamente le abriera las puertas al cine estadounidense para hacer "Things We Lost in the Fire", con Halle Berry y Benicio del Toro de protagonistas.

La película cuenta la historia de un médico danés que trabaja en un campo de refugiados de un país africano en guerra mientras su mujer y sus dos hijos viven en Dinamarca. Uno de sus hijos, Elias sufre de acoso escolar, hasta que encuentra un poderoso aliado en Christian, un chico que acaba de mudarse desde Londres junto a su padre, y que acaba de perder a su madre a causa de un cáncer. La rabia y la violencia son las herramientas que Christian utiliza para combatir el dolor, involucrando a Elías en sus actos. Muchos ingredientes del gusto de la academia en una película que parte con la ventaja de haber obtenido el Globo de Oro en la misma categoría, arrebatándosela a la que era la favorita, "Biutiful", por lo que como siempre se dice, puede pasar cualquier cosa.

Denis Villeneuve también es un habitual de festivales, premiado desde que hacía cortometrajes, que se enfrentas aquí a su primera nominación con la historia de dos gemelos cuya madre, en su lecho de muerte, les entrega dos cartas en las que les habla de un padre que creían muerto y un hermano cuya existencia desconocían. Los dos hermanos ponen rumbo al Líbano en busca de sus familiares y de su pasado. Una historia basada en una obra de teatro de Wajdi Mouawad, basada a su vez en hechos reales.

Por último, la película de Rachid Bouchareb, que todavía no he tenido oportunidad de ver, pero del que pude apreciar su fuerza y sencillez en una película como "London River", ganadora del Premio Ecuménico del Jurado del Festival de Berlín, y que también optara anteriormente al Oscar con su película "Indigènes (Days of Glory)".

En "Hors-la-loi" nos tare la historia de tres hermanos expulsados de sus tierras en Argelia, que se ven obligados a separarse de su madre. Uno de ellos se une a la armada francesa para luchar en Indochina, otro lidera el movimiento por la independencia de Argelia, y el tercero hace fortuna en clubes nocturnos y de boxeo. El tiempo hace que vuelvan a coincidir en París donde librarán una batalla por la libertad.

Está claro que la familia parece ser el denominador común a todas las películas nominadas en la categoría de Lengua Extranjera. Es difícil decantarse por una de las películas dada la calidad de sus directores. Lo único que espero es haber ilustrado sobre algunas de ellas, de la misma manera que lo he hecho yo mismo, y no olvides votar por tus favoritos.