Una de esas grandes historias de vida de los últimos tiempos es la de Bethany Hamilton, una surfista profesional que en el año 2003 sufrió un grave accidente ocasionado por un tiburón tigre que atacó a la profesional y le arrancó el brazo izquierdo que ella dejó en el agua mientras reposaba en la tabla. Luego del accidente, Hamilton pasó mucho tiempo en recuperación y volvió a la escena convirtiéndose en una competidora de las primeras. Esa historia está ahora a punto de aparecer en una adaptación en la gran pantalla llamada "Soul Surfer" y dirigida por Sean McNamara y protagonizada por Dennis Quaid, Helen Hunt y AnnaSophia Robb. A ver el venidero tráiler de la película, ya disponible en la red.

La cinta está estrictamente basada en la autobiografía escrita por la deportista: la idea es retratar exactamente esta lucha por parte de la ya mencionada chica contra un contratiempo tan trascendente para su desempeño como el ataque de un tiburón y la pérdida de uno de sus miembros.

Los actores que participan en la cinta tienen todo este perfil para participar de una cinta en donde se apuntan a ciertos valores más que nada familiares: Dennis Quaid con todo este perfil de actor que rinde para la cinta en donde interpreta a un padre, Helen Hunt con una carrera que, sinceramente, hace rato que no recibe ningún tipo de estímulo o proyecto nuevo a la vista... Espero que esta cinta rinda para el trabajo de ambos, que hace tiempo que no tienen un espaldarazo a sus respectivas labores.

Sea de una manera o de otra, creo que esta película en cuestión tampoco va a sorprendernos en sobremanera, sino que tiene todo el perfil para constituir un rama rendidor de esos que vemos los fines de semana como para tranquilizarnos luego de una pesada semana laboral: se nos pueden caer algunas lágrimas, pero nada que no nos permita volver luego a nuestra vida cotidiana.

¿Qué tipo de producción reclama esta serie de trabajos en donde verdaderas historias de vida se convierten en material fílmico? A veces, este tipo de proyectos nos hacen revisar efectivamente cómo se maneja la industria con respecto a situaciones particulares para elegirlas y retratarlas en cualquier cine de cualquier punto geográfico... Bah, si consigue distribución, cosa que no lo veo muy probable: insisto en esta idea, pero creo que va a arribar en nuestros puntos hispanoparlantes en formato de reproducción casera antes que en las salas pertinentes. Y luego al cable, pero bueno, me noto demasiado prejuicioso en este último párrafo, prefiero callar y dejarles el tráiler para que ustedes vayan formando su opinión.

Vía: Coming Soon | Foto: Telegraph