Las historias de redención, de una manera u otra, abundan dentro del mundo de los gángsters. Es casi como si toda historia de mafiosos implicara, de una manera u otra, cierto contenido de salvación, quiero decir, cierto espacio en donde podemos ver al héroe en cuestión atravesar todas las etapas necesarias para un buen relato de este tipo: salida de la cárcel, encuentro de un nuevo trabajo, esfuerzo por superar el pasado, regreso fatal de su pasado, nuevo enfrentamiento, resolucion del conflicto. Creo que, si me lo pongo a pensar seriamente, uno de los escasos filmes que es consciente de esta estructura pero trata de ofrecer un nuevo panorama, una nueva forma de encarar estas historias de redención pero sumándole toda una nueva dimensión de viaje de epifanía --- tomémoslo como "viaje hacia lo otro" --- es "A History of Violence" (2005), del genial David Cronenberg, con Viggo Mortensen. La película que no creo que haga un juego tan abierto con este tipo de géneros sera, precisamente, el nuevo trabajo de Colin Farrell, que ya cuenta con su respectivo tráiler online: estamos hablando del filme "London Boulevard".

La película cuenta la historia de Mitchell --- interpretado por le propio Farrell ---, un criminal recién salido de la cárcel que logra conseguir un trabajo como guardaespaldas de Charlotte --- personificada por la siempre impresionante Keira Knightley ---. Con el objetivo de dejar atrás ese mundo de violencia del cual proviene, Farrell trata de empezar una nueva vida hasta que su antiguo jefe, encarado por Ray Winstone, vuelve a aparecer con el objetivo de que se le fruste el plan de cambio al protagonista. ¿Se puede o no se puede dejar de ser un gángster? ¿Cuál es el precio de dejar ese tipo de vida detrás?

La película parece una historia bastante esquemática, pero tiene la ventaja de contar con una persona cuyo nombre en el mercado significa, desde hace algunos años, una especie de sello de calidad andante: hablamos de William Monaghan, quien supo participar con éxito en la adaptación de "The Departed" (2006) y que ahora inicia su carrera como director con esta adaptación del libro de Kent Bruen.

El tráiler sigue todo el reglamento básico para cautivar posibles espectadores, sumado al hecho de que aparecen temas clásicos de cualquier historia londinense --- como "London Calling" de The Clash ---: esperemos que la historia, frente a todo este panorama de cosas que no nos trendrían que sorprender tanto, altere este manojo de impresiones iniciales que les dejo como comentario. A ver el tráiler, entonces.

Vía: Empire Online | Foto: El Multicine