Aunque todavía nos queda un mes para concluir este año 2010, la famosa revista Forbes ha sacado una de sus recurrentes listas. Esta vez no tocaba hablar del actor más rentable o del más sobrevalorado: la lista en cuestión trata los 10 mayores fracasos en taquilla que se han producido en 2010 de todas las películas que han surgido de Hollywood.

Para elaborarla, sólo se han tenido en cuenta el porcentaje entre el presupuesto que tuvo la película —sin contar gastos posteriores como los de marketing, distribuidoras, etc.— y los ingresos que haya obtenido dicha obra en los cines norteamericanos. Estoy seguro de que a muchos se os ocurrirán unas cuantas películas que entrarían en esta lista, y todas ellas estarían también entre las peores cintas de 2010 por sí mismas. Sin embargo os aviso de que hay un par de sorpresas.

La película que encabeza la lista se ha ganado este dudoso honor por méritos propios: "Jonah Hex". Como ya os comentó mi compañero Dani, la adaptación del cómic de John Albano y Tony Dezuniga, no terminó de cuajar en los espectadores y éstos le dieron la espalda concretamente. Hay que decir que coincido con la opinión de mi colega en que la película es bastante mala y sobre todo en que "no da la talla". Posiblemente podría haber sido una buena película si se hubieran adaptado mejor elementos de la ciencia ficción con el western, pero no ha sido así. Según los datos de la revista Forbes, el presupuesto de la cinta ascendía a 47 millones de dólares mientras que la recaudación en taquilla se quedó en poco más de 10 millones. Fracaso absoluto.

En el segundo lugar nos encontramos con la "Extraordinary Measures" protagonizada por dos actores de capa caída: Harrison Ford y Brendan Fraser y que tampoco salió muy bien parada en la crítica que pudisteis leer en Extracine. Está claro que los últimos papeles de Ford no están siendo muy afortunados, y en cuanto a Fraser sólo decir que otra película suya, "Furry Vengeance", se encuentra en el número nueve de la lista. Sin embargo creo que Fraser ha demostrado que tiene potencial para ser un buen actor, como ya pudimos ver en el duelo interpretativo con Ian McKellen en "Gods and Monsters".

La medalla de bronce es para "Repo Men". Pese a contar con dos buenos actores como son Jude Law y Forest Whitaker, la calidad de la película no presagiaba nada bueno, como quedó demostrado en la crítica de mi compañero Luis. Además, la falta de un distribución mínimamente decente y el poco interés que se mostró por que el público general la conociera, terminaron de hundirla y la convirtieron en la tercera peor película, en cuanto a rentabilidad, del año.

Lo realmente sorprendente de esta lista, como os comentaba antes, se da en los puestos cuarto y quinto. Los ocupan la refrescante "Scott Pilgrim vs. the World" y "Let me in" respectivamente, algo que al menos a mi me ha sorprendido bastante. No puedo opinar sobre la calidad de la película de Matt Reeves, pero parece ser que el director consiguió salvar la enorme dificultad que era realizar un remake de una obra tan buena como es "Let the Right one in".

Más extraño es el caso de la película de Scott Pilgrim. No hace falta que os diga la opinión que tenemos en Extracine sobre ella, donde tanto Luis como Alberto y un servidor compartimos la opinión de que es una de las mejores películas del año. Sinceramente no se qué puede haber pasado con esta película puesto que es muy vendible para un público adolescente y estoy seguro de que habrá recibido toda la publicidad que se merece, pero el resultado es que sólo con los ingresos de taquilla no se ha llegado a rentar su presupuesto.

El resto de películas las podéis consultar aquí, donde encontramos otras obras que, en mayor o menor medida, se puede justificar su inclusión dentro de la lista como "Splice" o "Green Zone".

Vía: 20Minutos | Foto: Colosito