Ya teníamos registrado uno de los venideros proyectos de Seth MacFarlane, creador de series como "Family Guy" o "American Dad", cuyo humor corrosivo planea moverse de la pantalla chica a la gran pantalla en una comedia de clasificación R que, según lo que circula por la prensa de internet, estará protagonizada por el mismísimo Mark Wahlberg: hablamos de la comedia "Ted".

La película cuenta la historia de un hombre que convive con su osito de peluche parlante. Desde muy pequeño, el actual cuarentón había deseado que su pequeña mascota de algodón cobrara vida. Y bueno, guárdate de lo que deseas: el muñeco cobra vida y se convierte en un típico bocazas que se encarga de interferir, en la actualidad, en la relación que el personaje de Wahlberg trata de mantener con una dulce señorita.

De más está decirlo, podemos esperar de la película varios comentarios que rápidamente podríamos considerar como políticamente incorrectos: chistes que tienen ese gusto por la actualidad de las series que MacFarlane ha creado, al mismo tiempo que claras intenciones de escandalizar a varios con irreverencias que constituyen ese humor tan peculiar que funciona casi como firma personal. La película en cuestión, mientras tanto, ya cuenta con el apoyo financiero de Univesal Pictures, además de ser producida por el mismo grupo que trabaja asiduamente con el ya citado creador de dibujos animados.

Wahlberg, por otro lado, parece estar apostando a la comedia, si consideramos que "The Other Guys", filme que protagoniza junto con Will Ferrell, es uno de los grandes tanques que se está presentando a nivel internacional en diversos espacios del mundo. Ahora bien: ir de una comedia de enredos de dos policías a una suerte de comedia negra que va a jugar el chiste de lo aparentemente infantil que se torno increíblemente adulto: bueno, eso es empezar a trabajar en diversos aspectos de la comedia que seguramente buscan ubicar a la figura como un profesional multifacético. En definitiva: un movimiento profesional que creo que, por el momento, está teniendo bastante éxito.

Podemos esperar, entonces, a un Wahlberg desencajado, a una animación gigante de un osito de peluche interactuando con él, y a uno de esos guiones que ya leídos le causarán más de una sonrisa al target encantado con las animaciones de MacFarlane al mismo tiempo que provocará cierta sensación de lo incorrecto en sus detractores. Una película animada por donde la miremos.

Vía: Deadline New York | Foto: Brian Padre de Familia blogspot