Vampiros en la literatura. Vampiros en la televisión. Vampiros en el cine. Es una invasión, no cabe duda. Y más allá de ser una invasión, los vampiros son una parte importante de la cultura pop.

Actualmente protagonizan producciones que, si bien no son excelentes, son del gusto del público --- aunque sea entre los adolescentes que aman a Edward Cullen o a Bella Swan ---. Gracias a estos personajes --- y a otros como los zombis y monstruos marinos --- el escritor Seth Grahame-Smith ha encontrado la clave de los best sellers literarios con salto a la pantalla grande.

El co-autor de Pride and Prejudice and Zombies lanzó ayer su nuevo libro titulado Abraham Lincoln, Vampire Hunter. Aunque no se ha visto su desempeño en ventas, ya hay planes de llevarla a la pantalla grande. Tim Burton, Timur Bekmambetov y Jim Lemley serán los productores del filme. Estos mismos productores han trabajado juntos anteriormente en "9" --- animación dirigida por Shane Acker ---.

Nada más con el título nos podemos dar una idea de lo que trata: el decimosexto presidente de los Estados Unidos cazando vampiros a lo largo de su vida --- desde la trágica muerte de su madre hasta su periodo presidencial ---. Ahora Grahame-Smith no se basa en un clásico, como lo hizo con la obra de Austen que también llegará a la pantalla. Para esta obra tomó el diario secreto de Abraham Lincoln, reconstruyendo la historia real aderezada con vampiros y mucha sangre --- como se puede ver en el tráiler promocional del libro ---.

Confieso que esto se está tornando un poco ridículo. En su momento me pareció genial la idea de "Pride and Prejudice and Zombies" --- sigo sin leer el libro pero ya lo adquirí, es un paso ---. Ahora, no es lo mismo reescribir un clásico de la literatura inglesa a reescribir la historia en si. A este paso no me extrañaría que se llevara también, a la pantalla grande, Sense and Sensibility and Sea Monsters. Aún así, sigue teniendo potencial de tener un buen recibimiento.

Ustedes, ¿qué opinan de esta apuesta?

Vía: comingsoon.net | Foto: The Book Case