paper-moon-luna de papel

No sé si sea la cercanía de las fiestas, pero a mi me ha dado por recordar esas películas enternecedoras que da ganas de ver con la famiia. Paper Moon de Peter Bogdanovich es una de ellas.

Paper Moon nació clásica, filmada en 1973 en blanco y negro, pareciera más vieja, como una anécdota que se pasa de una generación a otra. Tras mirarla, sentimos que en cualquier momento, durante la cena navideña, alguien puede decirnos: "¿Recuerdas cuando el tío Moses vendía biblias a las viudas?" o "Sí, tu abuela Addie fumaba cigarrillos a los ocho años". Y es que esta cinta nos hace sentir como si sus personajes nos pertenecieran desde varios años en un libro de genealogías.

Secretamente todos nos imaginamos grandiosos bribones, rompiendo las reglas establecidas por la sociedad y logrando pequeñas estafas (de allí el éxito de Nueve reinas y otras cintas donde podemos seguir de cerca a los estafadores "artesanales").
Paper Moon es sobre dos bribones que van haciendo su vida son pequeñas estafas y trucos en los Estados Unidos de la depresión así que nos mete en un entorno de timos y hace, además, que nuestros héroes a seguir sean un padre y su hija, lo cual consigue un efecto realmente especial.

Protagonizada por Tatum O'Neal como Addie Loggins, una ruda niña y su padre Ryan O'Neal como Moses Pray, la cinta nos cuenta una tierna y divertida aventura con una legendaria relación. Si aún no han tenido el gusto y están buscando una película para suavizar el corazón, esta luna de papel es una elección perfecta, un éxito seguro. Al menos, a mi, siempre me deja con una sonrisa.

Foto: Snoreandguzzle