albertoammann

Mucho se está hablando de la brutal interpretación de Luis Tosar en "Celda 211", pero no hay que olvidar que el verdadero protagonista de la película (al menos en lo que se refiere a cantidad de minutos en pantalla) es otro y se llama Alberto Ammann, un actor que prácticamente debuta con este personaje... ¡y vaya personaje!

"El reto era encontrar un actor capaz de encarnar al hombre bueno que se ve encerrado sin comerlo ni beberlo en una situación de una tensión excepcional y que descubre cosas de sí mismo que nunca hubiera sospechado. Debía ser un intérprete desconocido, que no arrastrara consigo un bagaje de otras películas que le restara credibilidad. La idea era situar al espectador ante su aparición en el mismo punto que los presos: ¿de dónde demonios sale este tipo? Pero encontrar un actor desconocido, un recién llegado que no sólo pudiera aguantar la continuada presencia de un monstruo –dicho con todo el cariño- como Luis Tosar, sino que fuera capaz de encarnar con convicción la insólita metamorfosis que el personaje vive a lo largo de la trama, era una labor quimérica. Tras meses de pruebas, apareció Alberto milagrosamente. Lo suyo, más que de 'revelación' habría que calificarlo de 'consagración", cuenta el director Daniel Monzón.

Alberto Ammann es argentino. De pequeño ya vivió un tiempo en España, cuando sus padres huyeron de la dictadura militar. Ahora, de mayor, parece haber vuelto para quedarse en nuestro cine. Ammann aguanta el tipo ante Luis Tosar, y lo hace con sobresaliente, en un duelo interpretativo que en muchos momentos de la acción echa chispas de violenta y descarnada química. Después de "Celda 211", Ammann ya ha rodado otra película de altura, "Lope", donde interpreta al mismísimo Lope de Vega de nuevo junto a Tosar y con Leonor Watling y Pilar López de Ayala también en el reparto.

Vía y foto: Paramount Pictures