A Mel Gibson le gusta hacer de policía justiciero, para que nos vamos a engañar. En su último y nuevo trabajo (que se estrenará el próximo 29 de enero en Estados Unidos), "Edge of Darkness", el viejo Gibson se convierte en un detective obsesionado con vengar la muerte de su hija y que en su camino tropieza con una auténtica conspiración política. Al actor australiano se le ve aún en forma. Mayor, canoso, arrugado, pero en forma. Al fin y al cabo, si Harrison Ford pudo hacer de Indiana Jones, Gibson puede correr como loco pistola en mano y conducir como si el espíritu de sus años como Martin Riggs se hubiese apoderado de él. El tráiler tiene buena pinta. Será porque la película ha sido dirigida por Martin Campbell ("Casino Royale") y escrita por William Monahan ("Infiltrados").

Vía: 'Edge of Darkness', primer tráiler. Mel Gibson en buena forma. Falta Robert De Niro