paulnewman

La Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas está de lo más activa últimamente. Si hace sólo unos días anunciábamos su intención de ampliar a diez las candidatas nominadas a Mejor Película, ahora nos toca repasar unos cuantos retoques que afectan a los premios honoríficos y a la categoría de Mejor Canción Original. En cuanto a los primeros, la academia estadounidense tiene pensado seguir dándolos, pero no en la propia ceremonia de los Oscar, sino que la lista se anunciará en septiembre y las estatuillas se entregarán en una cena en noviembre. Los premios que se verán afectados por esta medida que pretende agilizar la gala y dar el merecido tiempo al homenajeado (ése es su argumento) son el Oscar a toda una carrera, el Irving G. Thalberg Memorial Award y el Jean Hersholt Humanitarian Award.

Para quienes lo desconozcan, el Irving G. Thalberg se concede a una personalidad relevante del mundo de la producción y consiste en una réplica de la cabeza del productor que le da nombre. El último en recibirlo fue Dino De Laurentis en 2001. En cuanto al Jean Hersholt, que Jerry Lewis recibió en la pasada edición, sirve para reconocer la labor humanitaria de gente del mundo del cine. Hersholt fue uno de los promotores de un fondo de ayuda para aquellos trabajadores de la industria que no pueden pagarse sus gastos médicos. El Oscar honorífico, como ya se sabe, sirve para reconocer la labor de toda una carrera, pero también para desagraviar a aquellos a los que no se les supo premiar a tiempo. Como ocurrió, por ejemplo, con Paul Newman.

Pero una de las grandes novedades es la que afecta al Oscar a la Mejor Canción Original, que podría llegar a desaparecer. Lo que ha hecho la Academia es cambiar los requisitos para ser nominados tras las quejas vertidas por algunos sectores sobre la dudosa calidad de las premiadas. Ahora, las canciones serán sometidas a la votación de un jurado especializado y sólo podrán ser nominadas si superan una nota media de 8,25. Si ninguna lo consigue, el premio quedará desierto. La medida resulta, cuanto menos, curiosa.

Vía: Más cambios en los Oscar: Esta vez le toca a las canciones y a los premios honoríficos | Foto:The Errant Aestete