laproposicion

Después de su flirteo con otros géneros en "Infamous", aquel segundo biopic que nos llegó de Truman Campote, y el thriller "Premonición", Sandra Bullock regresa a la comedia romántica que tantas alegrías le ha dado con "La proposición". Tras las cámaras está Anne Fletcher, que antes era coreógrafa pero luego se ha puesto a dirigir cine para regalarnos "joyas" como "Step up. Bailamos" o "27 vestidos", una de las pocas películas con las que en realidad me he planteado abandonar una sala de cine antes de su final (y no me preguntéis por qué pagué la entrada para verla).

En "La proposición", Margaret (Bullock) es una poderosa editora que repentinamente se enfrenta a la posibilidad de ser deportada a Canadá, su país de origen. Para evitarlo, la astuta ejecutiva declara que está comprometida con su asistente Andrew (Ryan Reyonolds, actualmente en cartelera con "Lobezno"), al que lleva torturando durante años. Andrew acepta participar en la farsa pero con algunas condiciones. La falsa pareja se dirige entonces a Alaska para conocer a la peculiar familia de él, y la ejecutiva de ciudad, acostumbrada a tener todo bajo control, se encuentra de pronto inmersa en una serie de situaciones surrealistas que escapan a su control. Así a priori, todo pinta como una especie de mezcla entre "Matrimonio de conveniencia y "Los padres de él". Y, claro, no tengo ni idea de cuál puede ser el final del enredo...

Bullock y Reynolds están acompañados en el reparto por Malin Akerman, Craig T. Nelson, Mary Steenburgen y Betty White, aquella "chica de oro" que no se enteraba de nada. En Estados Unidos se estrena el 19 de junio. A España llegará el 10 de julio. Por si, en alguna tarde calurosa, no tenéis otra cosa mejor que hacer y os apetece un poco de aire acondicionado.

Fuente y foto: Buenavista International