Amaia Salamanca en el rodaje

"Fuga de cerebros" ha cumplido su quinto fin de semana en la cartelera española. La ópera prima de Fernando González Molina, director también de muchos de los episodios de la serie "Los hombres de Paco", arrancó su trayectoria comercial hace más de un mes con una cifra prometedora: más de 1.200.000 euros. Su cantidad acumulada hasta ayer domingo es de 5.500.000 euros, una barbaridad para el cine patrio en los tiempos que corren. Y suma y sigue...

Protagonizada por Mario Casas y Amaia Salamanca junto a un buen puñado de populares secundarios, "Fuga de cerebros" ha demostrado un excelente rendimiento taquillero, descendiendo muy poco en su recaudación de una semana a otra. Teniendo en cuenta que la película ha sido completamente masacrada por la crítica, ¿qué conclusión se puede sacar de su incontestable éxito? Por si fuera poco, su caso no es único. La segunda película española más taquillera en lo que va de año no es otra que "Mentiras y gordas", de Alfonso Albacete y David Menkes, otro gran ejemplo de cine absurdo y descerebrado con un montón de caras televisivas en su reparto.

"Fuga de cerebros" es un intento de hacer "American pie" o "Road trip" a la española, lo que ocurre es que es peor y más irritante que cualquiera de las americanas a las que plagia. De todos modos, bienvenido sea su triunfo taquillero, muy de agradecer en nuestra maltrecha cinematografía, y preparémonos, eso sí, para todos los subproductos similares que vendrán a partir de ahora y que intentarán repetir sus cifras jugando las mismas cartas...

Vía: Desde la taquilla