resplandorpinball

Cómo todos sabemos, la imagen es la materia prima más importante de cuantas se nutre el cine, pero de vez en cuando es necesario recordar que esta importancia no es exclusiva de la imagen en movimiento, sino que elementos estáticos cómo el artwork, los pósters y otras piezas participantes en el diseño gráfico de una película pueden ayudar a dotarla de personalidad propia, reforzando el mensaje o el ambiente que busca transmitir.

En ocasiones esta premisa se da la vuelta, de forma que son las propias películas las que sirven de inspiración para terceros propósitos, relacionados a su vez con el diseño gráfico o el arte, y los resultados suelen ser espléndidos.

Para muestra os traigo no uno, sino dos botones. Por un lado unas fantásticas ilustraciones a modo de máquinas de Pinball imaginadas y diseñadas por el diseñador e ilustrador brasileño Carlo Giovani, inspiradas en películas míticas de los 70 y los 80 cómo Mad Max, Alien o El Resplandor (sin duda me quedo con ésta última, ¡que hagan la máquina de verdad!). Por otro lado tenemos las ingeniosas portadas de unos libros que ni siquiera existen, con un marcado toque retro, obra del artista Mitch Ansara, que ha simulado una colección ficticia de adaptaciones literarias de varias películas como por ejemplo Regreso al futuro, Dieciseis Velas, o Los inmortales. No se si están en venta o cual es su precio, pero ¿a que os gustaría tener alguna de estas "monadas"? En fin, que grande es el cine.

Foto: carlogiovani.com