hellboy-2-the-golden-army

Guillermo Del Toro está decidido a terminar su trilogía sobre Hellboy, el personaje de cómic creado por Mike Mignola. Para quién no lo conozca, Hellboy es un demonio que llega a la Tierra por accidente siendo sólo un bebé, y acaba convertido en agente del gobierno para la Agencia de Investigación y Defensa de lo Paranormal (A.I.D.P.), donde se encarga de eliminar toda amenaza sobrenatural que encuentra por el mundo.

Tras "Hellboy", una interesante y entretenida primera parte, llegó "Hellboy 2: El ejército dorado", en mi opinión mucho más floja que su predecesora. Ahora, Del Toro ya piensa en la tercera cinta de la saga, pero con el calendario tan apretado que le espera al director mexicano (inmerso en "El Hobbit") parece complicado que pueda ponerse manos a la obra hasta dentro de tres o cuatro años. Como mínimo. Lo que agobia a Del Toro es que Universal Pictures decida no esperar tanto tiempo y encargarle el trabajo a otro director. Eso es totalmente inaceptable para el bueno de Guillermo, que ya ha dicho que no piensa ejercer de productor si no dirige la película. Para él, la trilogía tiene un camino definido en su cabeza desde el principio. Uno que explorará diversos matices del personaje.

Personalmente, me gustan mucho los cómics de Hellboy y su galería de seres extraños. Aunque las películas son entretenidas, creo que Del Toro no ha llegado a captar por completo el tono original de las historias de Mignola, oscuras y repletas de folklore mágico universal. A pesar de ello, le daré una tercera oportunidad al orondo director (si finalmente consigue rodar esa tercera -y última- entrega sobre el chico demonio tan bien interpretado por Ron Perlman) y reservaré una butaca en el cine más cercano para ver cómo finaliza la trilogía. Aburrirme no me voy aburrir, desde luego.

Vía: WorstPreviews | Foto: Filias y fobias de un fanzineroso