BURN-E es uno de esos maravillosos cortos a los que nos tiene acostumbrados la maravillosa Pixar. Complemento de WALL-E (a estas alturas, sin duda uno de los dos o tres mejores títulos estrenados este año), nos muestra las consecuencias de algunas de las escenas vistas en la película en la, en principio ordenada y rutinaria, vida de BURN-E, un robot encargado de reparaciones.

Con la maestría habitual que les caracteriza, los de Pixar muestran con sensibilidad, humor y humanidad (sí, aunque se trate de robots) la cada vez más frustrante labor de BURN-E. Aquí tienen los primeros dos minutos y medio de los algo más de siete que dura el corto. Pueden rastrearlo completo en Internet, o lo que es mejor, verlo en todo su esplendor como acompañamiento del flamante DVD de WALL-E. Disfrútenlo.