betty-page2

No podíamos dejar este año 2008 sin mencionar la muerte de Betty Page. Icono del underground de los 50, Betty es aún hoy la pin-up más famosa y recordada. Su imagen icónica de chica mala se mantiene fresca como el primer día y su peinado ha sido tan influyente como el que popularizó Louise Brooks en Tagebuch einer Verlorenen.

Betty, de infancia dura y olvidable, estuvo siempre enamorada del mundo del espectáculo. Pronto sus posados empezaron a hacer las delicias del público masculino y a llamar la atención de las ligas por la decencia. Su propuesta se hizo más atrevida cuando se convirtió en una de las primeras playmates y el bondage la hizo su fetiche favorito. Retirada de la vida pública en el 58, su imagen permaneció desde entonces en el imaginario colectivo generación tras generación. La chica de mirada maliciosa moría de una neumonía siendo ya una anciana de 85 años el 11 de diciembre de este año. Su imagen indeleble, a buen seguro seguirá alimentando la imaginación de escritores, músicos y cineastas.