entre el verde follaje.... \"je\" se divierte a saco
La mezcla de géneros está de enhorabuena. Los planteamientos de ciencia ficción más socialmente pura se encuentran con ciertos toques de superheroísmo en Franklyn, una desconcertante propuesta que nos llega desde el Reino Unido con Ryan Phillipe y Eva Green a la cabeza.

Escrita y dirigida por el primerizo Gerald McMorrow, que tiene un nombre que no veas de chulo para lo que hace ( hi, my name is McMorrow and I make movies for tomorrow, ka-chow! ), la película se desarrolla simultáneamente en el Londres actual y una ciudad futurista llamada Meanwhile City, Ciudad Mientras-tanto para nosotros, gobernada íntegra y férreamente por los poderes religiosos. En este escenario, cuatro almas perdidas de los dos mundos paralelos lucharán para evitar la colisión de éstos. Preest, un vigilante enmascarado en lucha con su némesis por las calles de Meanwhile, Esser, un hombre roto que busca a su hijo perdido entre los sintecho, Milo, un treintañero con el corazón roto que anhela la pureza del primer amor, y Emilia, una estudiante de arte cuyos suicidas proyectos se vuelven cada vez más complejos y mortales... el destino de todos ellos, y de sus mundos, puede depender algo tan pequeño como una bala.

Ya hablamos de la película cuando salió la primera imagen, la de Preest enmascarado, un diseño altamente icónico y perturbador, y subimos para bingo con otro de los protagonistas, Sam Riley (Milo), quién saltó hace poco a la fama gracias a Control, y el tráiler:

Vía: Film Junk